Menú Buscar
Edificio principal del Parque Científico y Tecnológico de Girona, cuya fundación quebró hace dos años por las deudas con el Estado / CG

El Parque Científico de Girona se lo vende todo para saldar sus deudas con el Estado

Abre la puja para intentar encontrar un comprador por el derecho de uso de los edificios del centro los próximos 63 años para hacer frente a un pasivo de 30 millones

5 min

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Girona ha abierto un proceso de venta de unidad productiva un tanto curiosa. Busca a interesados para quedarse con la gestión de los edificios del Parque Científico y Tecnológico de la universidad que se encuentra en la capital de provincia catalana. La fundación que lo regía quebró hace dos año por la deuda acumulada con el Estado.

Sólo a la Administración central debe 27,2 millones de euros, a los que se deben sumar una hipoteca de casi 10,4 millones firmada por un pool de acreedores en los que figuran Caixabank, Banco Santander, BBVA y Bankia y las facturas pendientes con proveedores. Por lo que el pasivo total supera los 30 millones.

Búsqueda de acuerdo con los acreedores

Los gestores del centro vinculado a la Universidad de Girona han intentado buscar un acuerdo con los acreedores en los últimos dos años. Pero la imposibilidad de hacer frente a esta deuda llevó a la administradora concursal, la letrada Sole Font Puig, a solicitar la apertura de la fase de liquidación el pasado marzo. Un proceso complejo que ya levantó polvareda en la ciudad.

Desde la cúpula del parque científico insistían que aún había margen de conseguir el líquido necesario para capear la situación y mantener las operaciones habituales. Pero los abogados del Estado, los que tenían la llave del acuerdo en la junta de acreedores, no compartieron el punto de vista tras la negativa de la Generalitat de inyectar más dinero a la institución. Debía aportar unos cinco millones para salvarla, algo que no se pudo hacer efectivo en un momento de restricción del gasto público.

Cesión de espacios por 63 años

Por todo ello, el magistrado Hugo Novales ha abierto una puja cuyo objeto es la “cesión gratuita, en escritura pública, del derecho de superficie por plazo de 75 años a computar a partir del 16 de diciembre de 2005”, indica el plan de liquidación divulgado tras la apertura del proceso de venta.

Los interesados en adquirirlo deberán tener en cuenta que la finca deberá “ser destinada de forma exclusiva a finalidades universitarias de la Ciudad de Gerona y, en concreto, a la construcción de centros de investigación y de centros universitarios a afectar al Parque Científico y Tecnológico de la Universidad de Girona”.

Pasivo laboral y contratos con empresas

También deberá tener en cuenta los 11 empleados de la institución --el plan de liquidación contempla que el despido ascenderá los 126.293,87 euros--  y los “contratos de cesión de espacios con unas 200 empresas”.

Se intentan rentabilizar varios espacios. El Centro de Empresas, el llamado Edifico Jaume Casademont, el Narcís Munturiaol, el Centa y el H20-ICRA. La adquisición del espacio contempla las instalaciones, equipos, el mobiliario y el material de laboratorio y se podrán presentar ofertas tanto por la unidad productiva en su conjunto, cuyo precio de partida es 22,83 millones, como los inmuebles por separado.

Tipos de pujas

El plan de liquidación contempla tres mecanismos. Se pueden configurar ofertas de forma separada por los inmuebles que oscilan entre los 7,09 millones del Centro de Empresas a los 488.405,06 euros del Edificio Centa; en lotes o mediante una “reversión de la unidad productiva en su conjunto” que implicaría un precio a la baja.

En plazo de licitación estipulado es de cuatro meses a computar desde la fecha de aprobación del plan de venta de las unidades productivas de la Fundació Privada Parc Científic y Tecnológic de la Universitat de Girona. El auto del juez que lo autorizó es del pasado 26 de octubre