Menú Buscar
El hemiciclo del Parlament de Cataluña, donde se han votado quince iniciativas a favor de la autodeterminación / EFE

El Parlament saca a concurso su principal licitación: la telefonía

Telefónica y Vodafone se reparten hasta ahora los servicios de la Cámara catalana, que busca a los encargados para los próximos cinco años

30.07.2019 00:00 h.
4 min

El Parlament de Cataluña ha abierto antes de que se acabe julio el concurso público de uno de los servicios más esenciales e importantes de la Cámara, el de telefonía. Los interesados en ser el nuevo proveedor de esta concesión tienen tiempo hasta finales de septiembre para presentar la oferta que consideren más ventajosa. La apertura de plicas se ha programado para principios de noviembre.

Telefónica y Vodafone se han repartido hasta la fecha el contrato. La primera operadora se encarga de los servicios de telefonía fija, mientras que la multinacional británica es la que opera todas las líneas de móvil de la institución presidida por Roger Torrent (ERC). El nuevo contrato se divide en tres lotes, el precio máximo previsto es de 1,54 millones de euros y tiene una vigencia de tres años ampliable a otros dos más.

Modernización del sistema

El primero de los lotes es el que afecta a todos los servicios y sistemas de telefonía fija. Desde proveer los enlaces y los sistemas de voz hasta ofrecer las líneas de fibra óptica o el hilo musical que se usa. Además, el nuevo adjudicador también deberá encargarse de la modernización de la infraestructura del Parlament. Se pasará de la línea actual a la telefonía IP, que opera a través de Internet.

Garantizar el suministro, mantenimiento y la renovación periódica de los terminales móviles, las tarjetas SIM de datos y los accesorios de la Cámara catalana son algunos de los servicios que están incluidos en el Lote 2, el de servicios y sistemas de telefonía y datos móviles. El licitante también se debe encargar de la movilidad corporativa y de realizar la “evolución tecnológica del parque y el servicio hacia las próximas generaciones”, tal y como indica el pliegue de condiciones del contrato.

Cabe tener en cuenta que en los próximos cinco años se espera la verdadera irrupción de los servicios 5G, que ahora está en fase incipiente. Este concurso público deja la puerta abierta para que el prestador del servicio adecúe llegado el día los servicios que se prestan en la Cámara.

Diferencia con el CTTI

En el lote 3 es donde existe una salvaguarda que se debe tener en cuenta. Esta parte del contrato hace referencia a la instalación, configuración y puesta en marcha y migración del llamado enlace de datos redundante. Se trata de un sistema de seguridad de la red para ofrecer rutas de datos alternativas ante un fallo.

La principal problemática es que el contrato impide que el prestador de este servicio en el Parlament sea el mismo que lo ofrece en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat. Por lo que si coincidieran los nombres, la Cámara catalana procedería a la resolución del contrato. Se toma una precaución para fortalecer la red.