Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, junto a la nueva imagen corporativa / TELEFÓNICA

Pallete renueva la imagen de Telefónica y es reelegido con el 84% de los votos

El presidente de la operadora presenta la nueva identidad corporativa en la junta de la compañía, que eleva en cuatro puntos el apoyo que le dio en 2017

5 min

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha presentado en la junta de accionistas de la compañía la nueva imagen corporativa del grupo con la que llegará a su centenario, en 2024. La asamblea, que  decidía entre otros asuntos la reelección del ejecutivo como consejero, ha reforzado aún más el apoyo a Pallete con el voto afirmativo del 84,6% de las acciones representadas, algo más de cuatro puntos por encima del respaldo que obtuvo en 2017.

En su discurso, Pallete ha puesto en valor el comportamiento de la compañía durante 2020, en el complicado contexto de la pandemia del coronavirus, y ha resaltado logros como la fusión en Reino Unido entre O2 y Virgin, la mayor operación de la historia de la compañía en el exterior, o la venta de Telxius a American Towers, “con unos múltiplos históricos”.

La mitad de deuda que en 2016

El ejecutivo también ha destacado que Telefónica registró en 2020 “un año récord en cuanto a operaciones inorgánicas”, que harán posible que la deuda de la compañía vaya a cerrar el año en el entorno de los 26.000 millones de euros, “aproximadamente la mitad de la que había en 2016”, el año en que tomó el relevo de César Alierta como presidente de la empresa.

Igualmente, ha hecho hincapié en el logro que supone haber generado caja de forma recurrente durante los últimos cinco años por un montante global de 25.000 millones de euros.

Más operaciones

Como en ocasiones anteriores, Pallete ha recordado que a Telefónica aún le restan operaciones por ejecutar, “con el fin de seguir creando valor para el accionista”. Entre ellas destaca la de los activos de fibra submarina, como informó en su día Crónica Global, y también la venta de activos en Latinoamérica. “La operación de Hispam sigue su curso, en busca de opciones para nuestra estrategia de reducir nuestra exposición a la región”.

Además, el ejecutivo también se ha mostrado especialmente comprometido con que la compañía sea capaz de elevar su precio en bolsa, que se encuentra no muy lejos de sus mínimos históricos.

Prioridad, elevar la acción

“Estamos plenamente convencidos de que el mercado terminará por reflejar el valor intrínseco de la compañía. Nuestra prioridad absoluta es que las fortalezas de Telefónica se plasmen en el precio de la acción”.

Entre esas fortalezas, Pallete ha mencionado el valor de sus activos, que alcanza los 100.000 millones de euros, y las citadas generación de caja y reducción de deuda.

Inspirado en los 80

En cuanto a la imagen corporativa, que Telefónica no remozaba desde finales del pasado siglo, el nuevo logo viene a ser un diseño actualizado del que se implantó a mediados de los años 80 y que ha servido de introducción al discurso del presidente en la junta de accionistas.

Antes de su alocución, se ha proyectado un vídeo con un spot televisivo emitido por la compañía en 1985 en el que se hablaba de los avances tecnológicos que irían ligados al teléfono y, en general, a las telecomunicaciones, que por entonces parecían poco menos que de ciencia-ficción y hoy son una realidad cotidiana, como las reuniones a distancia y el trabajo en remoto.

Un fenómeno imparable

“Entramos en una nueva era”, ha apuntado el presidente de Telefónica, quien ha definido el proceso de digitalización como “un fenómenos irreversible e imparable”.

En este sentido, Pallete ha reconocido que la pandemia ha multiplicado la velocidad de avance de esta transición, especialmente en la etapa en la que los ciudadanos debieron permanecer recluidos en sus hogares.  “Cada mes de confinamiento, nos hizo avanzar un año en digitalización”.