Menú Buscar
Cajeros automáticos de una sucursal del banco británico Barclays en la que sacar dinero efectivo/ EFE

Los pagos en efectivo serán mayoritarios en Alemania durante los próximos cinco años

El FMI estima una cuota de reducción del efectivo de entre un 1,3 y un 2,2% en los principales países desarrollados

2 min

Durante los próximos cinco años, el efectivo seguirá como forma mayoritaria de pago en Alemania, a pesar de la progresiva entrada de las tarjetas bancarias y las nuevas alternativas de pago a través del smartphone. Así lo ha reflejado un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha analizado el compartimiento en 11 países y determina cómo el país germano es el que mantiene un mayor índice de relación con el dinero físico.

El estudio Cash Use Across Countries and the Demand for Central Bank Digital Currency, elaborado en pleno debate sobre la proliferación de monedas digitales, ha analizado el comportamiento de los países y ha datado el porcentaje de uso del efectivo. Así, Alemania es el país en el que más se usa el papel moneda, con una penetración del 70% de las operaciones, seguido de India, con el 45%; Holanda (31%), Singapur (30%), Estados Unidos (29%), Reino Unido (24%), Dinamarca (un 22%), Japón (23%), Australia (un 21%), China (18%) y Noruega (10%).

Ralentización de las nuevas formas de pago

El FMI refleja a través de sus datos cómo el uso del efectivo ha bajado entre un 1,3 y un 2,2% cada año entre 2006 y 2016, y estima que seguirá ocurriendo por el mayor uso de las nuevas formas de pago entre los jóvenes. No obstante, detalla cómo las personas de mayor edad “no se sienten cómodos con el pago electrónico”.

La institución prevé una ralentización del 1,4% en la introducción de las nuevas formas de pago por la saturación en la que entrará el sector. Así, estima que para 2026 el peso del metálico caiga hasta el 49%.

El FMI precisa que la ralentización en la sustitución del efectivo también tiene que ver con que su porcentaje de uso estrecha. Por ejemplo, en Noruega la cuota de mercado efectivo será solo del 4% para 2026, frente al 22% que tenía hace dos décadas.