Menú Buscar
Niños en una clase en referencia a la 'vuelta al cole', en una imagen de archivo / EFE

Cómo pagar a plazos la 'vuelta al cole' sin sobreendeudarte

La tarjeta de crédito y los préstamos personales son dos opciones para hacer frente a los gastos de septiembre poco a poco

12.08.2018 00:00 h.
3 min

Aunque muchos siguen de vacaciones de verano, septiembre se acerca y, con este, los gastos de la vuelta al cole para el curso 2018-2019. Aprovisionar a los hijos del material escolar, pagar matrículas, comprar el uniforme, pagar la cuota del AMPA, el comedor y las actividades extraescolares puede costar alrededor de 820 euros en un colegio público, de acuerdo con los datos de una encuesta realizada por AhorraEnLibros.

Estos gastos pueden suponer un gran desembolso en poco tiempo y muchos padres podrían optar por financiarlos, nos explica el comparador financiero HelpMyCash.com. Aunque pagar a plazos tiene muchas ventajas, se debe hacer con cabeza para evitar sobreendeudamiento.

Repartir los gastos

Lo óptimo para evitar pagar todos los gastos en un único mes es repartirlos, con los preparativos desde junio y dejar para septiembre los gastos de última hora, explica HelpMyCash. Ésta es precisamente la tendencia que se aprecia en la encuesta de AhorraEnLibros, que señala que en julio se suelen comprar los libros y en septiembre se pagan los gastos como la matrícula y los uniformes.

Igualmente, optar por productos de financiación para evitar un gran gasto en poco tiempo puede ser una buena idea siempre que se tenga en cuenta el coste total de hacerlo, no solamente la cuota mensual a pagar. Además, también se deben prever otros grandes gastos futuros para evitar la superposición del reembolso de la vuelta al cole con los gastos de Navidad, por ejemplo.

Qué producto financiero elegir 

Según la cantidad que se desee financiar y el plazo para hacerlo, el tipo de producto financiero dependerá, explica HelpMyCash. Por ejemplo, si simplemente se opta por repartir los gastos entre septiembre y octubre, una alternativa puede ser la tarjeta de crédito, que permitirá pagar algunos de los gastos y reembolsarlos al comienzo del mes siguiente y sin intereses. En cambio, si con las tarjetas se prefiere pagar en varios meses, hay que evitar que el plazo se alargue demasiado para evitar que se generen intereses durante más tiempo.

Por otro lado, si los gastos de la vuelta al cole son de mayor cuantía, es recomendable preguntar en varios bancos si ofrecen préstamos personales para dicha finalidad. Esto se debe a que los intereses de estos productos son mucho más bajos que los de las tarjetas de crédito: el 8,3% de media frente al 21%. Además, para grandes importes como para financiar los estudios universitarios hay préstamos con intereses muy competitivos, como el Crédito Proyecto Estudios de Cofidis, con el que se puede financiar desde el 4,95% TIN y sin comisiones.

En cualquier caso, sea cual sea el importe o el plazo, lo mejor siempre es comparar entre varios productos y saber cuánto se pagará en total por financiar la vuelta al cole antes de elegir un tipo u otro.