Menú Buscar
Por fin alguien habla bien de las pensiones

Un pacto que atiende las reclamaciones de los pensionistas

El Gobierno aún no ha explicado el importe de mantener el poder adquisitivo de las jubilaciones ni las partidas presupuestarias de donde se recortará para compensar

3 min

El pacto entre el Gobierno y el PNV supone prácticamente todo lo que pedían los pensionistas que se han estado manifestando por toda la geografía española reclamando mejoras en los últimos meses.

Las pensiones subirán el 1,6% este año, con efectos desde el 1 de enero, y con arreglo a la inflación que se registre el año próximo. Así se garantiza que no perderán el poder adquisitivo.

Apoyo a las viudas

Además, el acuerdo mejora el sistema de cálculo de las pensiones de viudedad, que pasan a ser del 56% este año y del 60% en 2019 de la base reguladora que se había aplicado a la persona –el marido, habitualmente— que generó el derecho a la retribución.

El factor se sostenibilidad, un elemento de cálculo que adapta la cantidad final de la pensión a la previsión de longevidad del preceptor y que por tanto supondrá en todos los casos una reducción de su cuantía, no se empezará a aplicar en 2019, sino en 2013.

La previsión anterior

Del conjunto de los pensionistas españoles, unos tres millones, aquellos a los que la jubilación sólo se les revalorizaba en un 0,25%, serán los más beneficiados. El proyecto de Presupuestos contemplaba ya una mejora del 3% para los 2,8 millones de perceptores de pensiones mínimas y no contributivas. También van a subir un 2% al medio millón de pensiones de viudedad más bajas. Las cuentas también preveían que las retribuciones por debajo de 700 euros al mes subirían el 1,5%, mientras que las situadas entre 700 y 860 euros iban a mejorar el 1%.

El Gobierno vetó tanto en las cuentas de 2017 como en el proyecto de las actuales las iniciativas del PSOE y de Podemos de subir las pensiones según el IPC. En los dos casos, el Ejecutivo argumentó que esos aumentos, sin tener en cuenta el resto de partidas presupuestarias, supondrían el incumplimiento de los objetivos de estabilidad.

El coste

Aplicar el IPC en 2017 habría conllevado, según sus cálculos, un gasto adicional de 1.150 millones. En el caso de este año, habrían sido 2.200 millones, dado que la propuesta incluía hacer extensiva la revalorización a los dos ejercicios anteriores.

De momento, el Gobierno no ha explicado la cuantía que supone el pacto cerrado con los nacionalistas vascos y tampoco de qué partidas del borrador de Presupuestos saldrán esos recursos.

Destacadas en Business