Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marta Ortega asumirá la presidencia de Inditex a partir del segundo trimestre de 2022 / EP

Pablo Isla dejará la presidencia de Inditex en manos de Marta Ortega

La hija menor del fundador y accionista mayoritario de la compañía asumirá el cargo en abril de 2022 e incorporará como consejero delegado al actual secretario, Óscar García Maceiras

5 min

Relevo generacional de Inditex. Marta Ortega, la hija menor del fundador y accionista mayoritario de la empresa, Amancio Ortega, culminará su carrera dentro del gigante textil al asumir la presidencia a partir del segundo trimestre de 2022, cuando Pablo Isla abandone el cargo que ha desempeñado los últimos once años.

El consejo de administración de la mayor compañía de España por capitalización bursátil aceptó la renuncia de Isla, con efectos del próximo 31 marzo de 2022, y también la del que hasta ahora ha sido su consejero delegado, Carlos Crespo.

Nuevo comité de dirección

Su lugar será ocupado por el secretario del consejo, Óscar García Maceiras, que será el número dos de Marta Ortega en su nuevo desempeño al frente de la empresa que fundó su padre hace algo más de 45 años.

Además, Inditex creará un comité de dirección compuesto principalmente por los principales responsables de las diferentes enseñas del grupo, en el que estará presente el propio Carlos Crespo, en su nuevo desempeño en la empresa como director general de operaciones, transformación sostenible y digital. 

Propuesta de Isla y Amancio Ortega

También formarán parte de este comité Jorge y Óscar Pérez Marcote, cuñados de Amancio Ortega, y que desempeñan las direcciones generales de Massimo Dutti y Zara, respectivamente.

El nombramiento de Marta Ortega, que se incorporará también al consejo de administración como ejecutiva para ocupar la vacante de Isla, se produce a propuesta del propio presidente y también de Amancio Ortega, según reza el comunicado de prensa emitido por Inditex, en el que se señala que la desvinculación del que fuera también presidente de Altadis se han producido de mutuo acuerdo entre las partes.

Relevo a fuego lento

En el consejo de Inditex se mantendrá como vicepresidente José Arnau, histórico hombre de confianza del accionista mayoritario de Inditex.

La llegada a la presidencia de Inditex de Marta Ortega, nacida en el seno del segundo matrimonio del fundador de la compañía, ha sido un proceso cocido a fuego lento, que se inició hace 15 años con su incorporación a la empresa, desde lo más básico (al frente de uno de los locales, situado en Barcelona) hasta su actual labor como la dirección de la marca y la imagen de moda de Zara, la principal enseña de la compañía.

"Ha llegado el momento"

“Ahora creemos que es el momento de abordar esta nueva etapa, con Marta Ortega como presidenta y Óscar García Maceiras como consejero delegado, cuya designación ya se anticipaba desde su incorporación a la empresa por su capacidad y cualidades”, apunta Isla en la citada nota dirigida a los medios de comunicación e incorporada a la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, la que será nueva presidenta de la compañía a partir del segundo trimestre del próximo año señala que “He vivido esta empresa desde mi infancia y he aprendido de todos los grandes profesionales con los que he trabajado durante los últimos 15 años. Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres”.

Más 17 años de trayectoria

Pablo Isla dirá adiós a una trayectoria de cerca de 17 años en Inditex, a la que se incorporó en 2005, cuatro años después de la salida a bolsa de la empresa, en calidad de vicepresidente y consejero delegado.

La llegada de Isla, procedente de la presidencia de la tabaquera Altadis, supuso un primer paso para preparar el relevo de Amancio Ortega, que dejaría en sus manos el primer puesto ejecutivo de Inditex en 2011.

A lo largo de la singladura del ejecutivo al frente de la matriz de enseñas como Zara, Massimo Dutti, Bershka o Stradivarius, su cotización en bolsa ha subido más de un 180% y su capitalización supera actualmente los 90.000 millones de euros, frente a los poco más de 32.000 millones que registraba en aquel momento.