Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Óscar Pierre, fundador y consejero delegado de Glovo / EP

Óscar Pierre asegura que Glovo será la nueva Amazon

La plataforma de ‘delivery’ justifica las pérdidas, da por superada su fase de “supervivencia” y cree que su modelo ya “podría” ser rentable

5 min

El consejero delegado de Glovo, Óscar Pierre, ha reconocido que la plataforma de delivery ha pasado por momentos difíciles --estuvo a punto de cerrar tres veces por falta de liquidez--, pero ha asegurado que su compañía es "el Amazon de los 90 ahora mismo". Sobre cuándo será la compañía rentable, el directivo ha especulado que "podría serlo hoy". "Hemos decidido que no lo sea porque el mercado español por ejemplo puede ser diez o veinte veces más grande. Sería como si Amazon hubiera buscado beneficios al comenzar a operar", ha argumentado.

La multinacional de compras online con la que se ha comparado Glovo ha sido criticada en múltiples ocasiones por su impacto sobre el comercio local, pero se ha comprometido a generar 25.000 contratos indefinidos en España en 2025. Un modelo laboral que contrasta con el de la startup barcelonesa, que tras la aprobación de la ley rider se ha limitado a anunciar la contratación de 2.000 repartidores antes de fin de año (un 20% de sus trabajadores) y un número indeterminado a partir de entonces, además de recibir reiteradas acusaciones de precariedad por parte de plantilla y sindicatos.

Desafío a los súpers

Durante su intervención en el congreso anual de la patronal del sector de gran consumo (Aecoc), el cofundador de la empresa de reparto ha insistido en que su estrategia ahora mismo está centrada en ampliar su ámbito de actuación para ir más allá de la comida del restaurante y abarcar la compra del supermercado, de flores o de productos electrónicos. La firma ya superó en 2019 1.000 millones de euros de valoración (y se erigió así en el segundo "unicornio" español), aunque los inicios fueron complicados: "Los cuatro primeros años de Glovo fueron pura supervivencia, estuvimos tres veces a semanas de romper la caja y de tener que cerrar".

En este sentido, Pierre también ha considerado "clave" haber sido capaces de expandirse a otros países rápidamente --hoy superan la veintena--, pero también de haber salido de algunos mercados en poco tiempo. "La mitad del éxito se debe a que fuimos rápidos cerrando. Brasil no funcionó y nos fuimos en tres meses, en Egipto y Turquía igual, lo vendimos.

Envíos en diez minutos

"Son decisiones que cuesta mucho tomar porque tienes equipos locales, pero aprendimos pronto que o éramos ágiles en eso o tendríamos un portafolio de países que no se aguantaría", ha razonado. El directivo ha destacado su apuesta por el envío de la compra del supermercado en menos de diez minutos gracias al uso de pequeños almacenes distribuidos por las ciudades y cerrados al público (dark stores), una categoría en la que le ha surgido recientemente mucha competencia con la llegada desde el extranjero de startups especializadas en este sector como Gorillas, Getir y Dija.

En su opinión, en este segmento apenas hay lugar para "uno o dos" operadores, aunque da por seguro que Glovo contará con ventajas competitivas al disponer de una amplia base de usuarios y tener su red logística ya montada. Pierre ha reconocido que ahora mismo este tipo de entregas ultrarrápidas son poco rentables --al tratarse de pedidos pequeños, de unos 15 euros--, aunque ha augurado que lo acabarán siendo.

"Los números asustan"

"Ahora mismo los números asustan, y mucho, pero es parte de la innovación", ha asumido. Glovo también aspira a enviar compras de supermercado más grandes en un plazo mayor, de 30 minutos, una línea de negocio en la que trabaja con grandes cadenas (como Dia, Carrefour o Aldi).

Su consejero delegado ha resaltado que la categoría del reparto de comida de restaurante a domicilio todavía está lejos de alcanzar su límite pese a haber crecido con fuerza durante la pandemia, y ha pronosticado que en el futuro será habitual recurrir a esta vía para completar cuatro o cinco comidas a la semana. De cara al futuro, Pierre ha apostado por "ir más allá de entregar productos" y dar acceso incluso a servicios, y para ello la compañía va a seguir apostando por "invertir y crear marca".