Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exterior de una tienda de Orange / EUROPA PRESS

Orange España factura un 5% menos por el impacto del roaming

La operadora ingresa 3.739 millones entre enero y septiembre y acusa la incertidumbre derivada de la pandemia

3 min

Orange España facturó 3.739 millones de euros entre enero y septiembre de este año, un 5% menos que en 2019. La compañía, que ha presentado sus resultados este jueves, atribuye el descenso a la incertidumbre derivada por la pandemia del Covid-19 y al impacto en los ingresos por roaming, derivados de la menor movilidad internacional.

En lo que respecta al tercer trimestre, la operadora ingresó 1.237 millones, un 3,5% frente al mismo periodo de 2019. No obstante, si se añade el impacto del roaming, la caída asciende un 5,6%. Asimismo, la empresa ha subrayado el “entorno comercial cada vez más difícil” y el incremento de las ofertas de bajo coste.

Más ingresos mayoristas

Los ingresos mayoristas ascendieron a 680 millones de euros en el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2020, lo que supone un 3,1% más que hace un año. Sin embargo, en el último trimestre, los ingresos de este segmento decrecieron un 4,6%, hasta los 231 millones de euros.

En cuanto a ventas por equipamiento, la compañía ha revertido la tendencia negativa y ha experimentado un aumento del 7%, hasta los 145 millones, en el tercer trimestre, frente a la reducción del 9,8%.

Caída del negocio minorista

Los ingresos minoristas se situaron en los nueve primeros meses del año en los 3.739 millones de euros, un 6,5% menos, mientras que en el tercer trimestre descendieron un 7,7%, hasta los 860 millones de euros. En concreto, en el segmento de servicios convergentes la facturación llegó a los 1.508 millones de euros hasta septiembre de 2020, un 3,8% menos que en los primeros nueve meses de 2019.

Por su parte, los ingresos por servicios solo móvil de Orange España sumaron un total de 769 millones de euros de enero a septiembre de 2020, lo que supone un 12,3% menos que el mismo periodo del año anterior, mientras que en el último trimestre retrocedieron un 13,8%, hasta los 252 millones de euros.

La empresa cerró septiembre con algo más de 20 millones de clientes, de los que 16.021.000 lo son de servicios móviles (-2,2%) y 3.992.000 de banda ancha fija (-2,6%). Además, en el último trimestre ha registrado una portabilidad positiva tanto en móvil como en fijo del 8% y el 15%, respectivamente.