Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un empleado de Opium Barcelona / EP

Opium renueva la concesión y frustra el plan del Ayuntamiento de Barcelona

La discoteca de Costa Este pacta con el Ministerio de Hacienda quedarse en la zona marítima de la capital catalana como mínimo hasta septiembre de 2023

5 min

Opium ha renovado su concesión en el Frente Marítimo de Barcelona y ha frustrado así el plan del Ayuntamiento de ampliar un espacio de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La discoteca de grupo Costa Este ha pactado con el Ministerio de Hacienda ampliar su cesión hasta septiembre de 2023, como mínimo, por lo que el proyecto conjunto entre la Administración local y centro científico queda detenida. 

Lo ha avanzado Ara, que ha precisado que la renovación de la concesión de Opium tiene lugar pese a que el gobierno municipal y el CSIC anunciaron en julio que se ampliarían las instalaciones del Centro Mediterráneo de Investigaciones Marinas y Ambientales en el local que ahora ocupa la discoteca. Ahora, el operador privado renueva su permiso de explotación "como estaba previsto". 

El ayuntamiento jamás fue dueño

Cabe recordar que, como informó este medio, el consistorio jamás fue el propietario de los locales del Frente Marítimo, por lo que el protocolo de intenciones con el CSIC era una hoja de ruta que quedaba pendiente del visto bueno de Hacienda. Por el momento, el Ministerio ha ampliado el uso comercial del principal local de esta zona, hecho que colisiona con el proyecto que vendió a los medios el Ejecutivo local. 

Imagen del restaurante y discoteca Shoko, situado en el Frente Marítimo de Barcelona / CG
Imagen de uno de los restaurantes y discotecas situadas en el Frente Marítimo de Barcelona / CG

Desde el sector del ocio nocturno ya se recordó en ese momento que la ocupación del local de Opium anunciada por el ayuntamiento "ya se había anunciado en el pasado", también sin éxito. Fue antes de las elecciones municipales de 2019, como ha ocurrido ahora, cuando el bipartito ha vuelto a avanzar que cambiará los usos de esta pastilla del litoral sin tener las competencias para ello. Como mínimo, no sin el apoyo del propietario. 

Pretendían tener las llaves a final de año

Desde la Administración local han precisado que "se pondrán a trabajar" cuando Hacienda les entregue las llaves de los locales. Eso sí, será tarde, pues el CSIC pretendía ocupar el local de Opium a final de año y empezar su transformación a principios de 2023. Lo que es más, el centro investigador aseguraba que podría comenzar las actividades el próximo verano. 

Ello no ocurrirá, pues Costa Este retendrá la concesión, como mínimo, hasta septiembre de 2023. Con ello, queda parada la "primera fase" que quería acometer el ayuntamiento en la zona. Al menos hasta después de las elecciones municipales del próximo año. El próximo alcalde o alcaldesa de Barcelona decidirá si mantiene el proyecto de cambio de uso de los locales de ocio nocturno. 

Segundo intento

Cabe recordar que el protocolo de intenciones entre el ayuntamiento y el CSIC es el segundo intento del gobierno municipal de intervenir en el Frente Marítimo de Barcelona y cambiar los usos. El gobierno municipal ya logró intervenir y renovar el Puerto Olímpico, la dársena colindante, un espacio que está reformando para transformarlo en un hub de economía azul. 

No obstante, la Administración local quedó fuera de la subasta de locales comerciales del Frente Marítimo que tuvo lugar en 2020. Como explicó Crónica Global, fueron los fondos propietarios del Hotel Arts los que se quedaron con la mayoría de las piezas. Algunos operadores que están en el lugar, como Moncho's y Pachá, que también es de grupo Costa Este, ejercieron su derecho de adquisición preferente y permanecerán en la zona.