Menú Buscar
Publicidad de MásMóvil en la Bolsa / EUROPA PRESS

La OPA sobre MásMóvil asciende a 5.500 millones por sus deudas e inversiones

La compañía de telecomunicaciones reportó cerca de 2.000 millones de deuda en el primer trimestre del año

3 min

La operación pública de adquisición (OPA) sobre MásMóvil conllevará una inversión mayor a la que se comunicó oficialmente en un primer momento. Si a principios de junio los fondos KKR, Providence y Cinven anunciaban un desembolso total de unos 3.000 millones para hacerse con el control de la empresa, el montante ascendería a unos 5.500 millones de euros, al incluir la deuda pendiente de la compañía y sus planes de inversión.

Fuentes financieras indican que la oferta comunicada por los fondos inversores a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) estima el valor de la compañía de telecomunicaciones. Pero con ella vienen los agujeros en sus cuentas, lo que podría haber sido un revulsivo para la aparición de contraofertas por parte de terceras compañías.

Deuda y planes de futuro

La OPA estricta oferta a sus accionistas 22,50 euro por cada título, según la información reportada por los fondos a la controladora del mercado, lo que implica valorar el 100% de la marca en 2.963,57 millones de euros. A ello se le sumarían los 1.845 millones de deuda reportada por MásMóvil en el primer trimestre, los 140 millones contemplados en el plan de incentivos del equipo gestor y 380 millones de capex diferido

Por otra parte, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) dio luz verde a la operación de adquisición de Lycamobile por la teleco, que asciende a 372 millones y que también pasaría a correr a cargo de los nuevos dueños de MásMóvil

Avales

KKR, Provicende y Cinven comunicaron que la operación de compra contaba con el apoyo de Barclays, BNP Paribas y Morgan Stanley como avales. Cada compañía de banca estadounidense aportaría cerca de 1.000 millones de euros, que sumarían los casi 3.000 millones propuestos en la OPA.

La aparición de una contraopa parece "poco probable" --en opinión de la agencia especializada en fusiones y adquisiciones Mergermarket--, a pesar de los "rumores" que recorren los mercados tras el anuncio de los fondos de inversión. Una de las compañías que podría haber estado interesada es la francesa Orange, que ya ha descartado esta opción.