Menú Buscar
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu / EFE

Oliu rectifica y descarta "hoy por hoy" una fusión de Banco Sabadell

El Ibex recibe con caídas de hasta el 11% los resultados de la entidad mientras que Jaume Guardiola pide cautela tras el saneamiento de TSB

5 min

“Hoy por hoy no contemplamos ninguna fusión específica. El banco está centrado en reducciones de costes”. El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha descartado la unión con Bankia de la que se venía hablando en las últimas semanas después de que él mismo dejara en el aire la posibilidad de protagonizar alguna operación de este tipo en 2020. La compañía ha protagonizado este jueves una caída en bolsa del 11% tras la presentación de los resultados de 2019, que cerró con un beneficio de 768 millones de euros, el 134% más.

Durante la rueda de prensa de este jueves, Oliu ha matizado sus palabras tras asegurar la semana pasada que “quizá” el Sabadell protagonizaría alguna fusión: “Dije que en un entorno de bajos tipos de interés la reacción de los grandes bancos consiste en buscar formas de optimizar costes”, aunque ha desligado a la entidad que preside de esta estrategia. Asimismo, ha manifestado desconocer si se producirá alguna fusión en España durante este año: “No tengo una bola de cristal”.

Saneamiento de activos

Los resultados de Sabadell de 2019 reflejaron un beneficio de 768 millones de euros, un 134% más que el año anterior por las menores provisiones una vez realizado el saneamiento de su filial británica TSB. En 2018 el banco ganó un 54% menos al tener que destinar 637 millones en los problemas derivados de la migración de la plataforma tecnológica. Además, el año pasado la entidad se beneficio de la venta de activos improductivos, que se redujeron en 8.200 millones, como su inmobiliaria Solvia que le reportó una plusvalía de 138.

Aunque en 2019 TSB volvió a lastrar el beneficio, tanto Oliu como el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, han vuelto a insistir en su confianza en que la filial despegue a partir de este año y realice una “aportación muy significativa” a partir de 2021. “Hasta ahora consume capital y no nos aporta beneficio, pero lo va a hacer en el futuro”, ha destacado el CEO.

Caída en Bolsa

El banco hizo públicos sus resultados el jueves, un día antes de la rueda de prensa, rompiendo la tradición de hacerlo el mismo día como estrategia para ganar visibilidad en una jornada marcada por las presentaciones de Caixabank y BBVA. Así, las expectativas hoy se centraban en cómo sería la acogida por parte del Ibex 35, que ha reaccionado con una bajada de las acciones del Sabadell de 11%. Guardiola ha pedido cautela ante el arranque del mercado y ha instado a esperar al cierre de la sesión y a la evolución de los próximos días antes de tomar conclusiones.

“Al mercado le puede haber sorprendido que aún no se hayan cerrado las pérdidas de TSB”, ha reconocido Guardiola, ante la visión de los analistas que apuntan unos resultados algo flojos por parte del banco. A este respecto, el CEO ha destacado que su objetivo pasa por “tener el balance lo más saneado posible tiene su impacto”.

Cierre de oficinas

Por su parte, Oliu ha manifestado que seguirán con la estrategia de desinvertir en los negocios “que no tienen futuro dentro del banco”, aunque ha dibujado 2020 como un año de “normalización” una vez saneada la situación en TSB y con la salida del grueso de los activos improductivos. “Nuestro core business es la banca de clientes y distribución de productos en España, Inglaterra y México”, ha afirmado.

Sobre la situación de las oficinas, Guardiola ha detallado que a las 45 que se cerraron en 2019 le seguirán otras 145 en 2020, fruto de la estrategia de reducción de costes y digitalización de servicios, mientras que se abrirán otras 50 a lo largo del año. En cuanto a los ajustes de plantilla, que el año pasado se saldaron con más de 1.700 salidas, el CEO ha manifestado que este año se realizarán a través de la “caída natural que corresponde a la jubilación”.