Menú Buscar
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, y el consejero delegado, Jaume Guardiola, renuncian al variable de 2018 por TSB  / EFE

Oliu y Guardiola renuncian a 1,22 M€ de sus bonus en Sabadell por el agujero de TSB

Los responsables del banco se alinean con los empleados que tampoco han percibido el variable por culpa del comportamiento de la filial británica

15.02.2019 19:22 h.
4 min

El presidente y el consejero delegado de Banco Sabadell, Josep Oliu y Jaime Guardiola, han querido asumir en persona el 'agujero' que en el ejercicio 2018 ha supuesto en las cuentas del banco el impacto negativo de la filial británica TSB.

Y, en ese sentido, ambos han renunciado a percibir la retribución variable de 2018 que les correspondía debido al impacto en los resultados del banco de la migración de su filial británica TSB y las circunstancias extraordinarias del ejercicio, según consta en el informe de remuneraciones de los consejeros remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Renuncia solidaria

A pesar de los buenos resultados del negocio de la entidad en España, los directivos han decidido renunciar a los bonus de casi 656.000 euros de Oliú y de 563.500 euros de Guardiola, que en conjunto suman casi 1,22 millones de euros, para alinearse con aquellas unidades y personas que, a pesar del esfuerzo realizado en la post migración que había permitido restablecer la normalidad, no habían percibido la retribución variable del ejercicio, según ha puesto la entidad de manifiesto.

El consejo de administración de la entidad aceptó la renuncia, agradeció la decisión y la valoró "muy positivamente", al representar "una manifestación de sensibilidad ante una situación que el consejo hizo suya y asumió desde la ratificación de la eficaz gestión del banco".

Por su parte, la retribución fija del presidente de la entidad se mantuvo estable respecto al año anterior, en 1,7 millones de euros, mientras que la del consejero delegado se elevó un 2,9%, hasta 1,35 millones de euros.

Provisión de 46 millones para compensaciones a clientes

La dirección de Banco Sabadell cree que no se dan las circunstancias que requieran el registro de una provisión por potenciales sanciones derivadas de los problemas sufridos en su filial británica TSB, al no existir actualmente una obligación presente de pago y, en caso de que existiera, al considerar que es difícil poder estimar con fiabilidad el importe que sería necesario desembolsar a los clientes afectados por las incidencias.

A pesar de esta valoración, el grupo mantiene una provisión por importe de 46 millones de euros para el caso de que finalmente deba compensar a los clientes por las incidencias posteriores a la migración, que incluyen los costes operativos necesarios en que se deberá incurrir para cumplir con esta obligación.

Compra de acciones

Este gesto de ambos directivos se suma a otros que, en los últimos días, se han conocido, como la compra de acciones para mostrar la confianza en el banco ante la cotización del mismo en mínimos históricos.

Así, Guardiola ha comprado un paquete de 500.000 acciones de la compañía en dos tandas por 0,86 y 0,87 euros, por lo que el segundo al mando de Josep Oliu pasa a ser propietario del 0,06% del capital.

También, el director general José Luis Negro adquiría 100.000 acciones a 0,86 y 7.800 a 0,84 euros. Compras que venían precedidas por las que hicieron la semana anterior otros miembros del consejo de administración. David Vergara, Tomás Varela, Miguel Montes y Manuel Valls compraron sendos paquetes de 294.000 acciones lo que se traduce en 237.000 euros.