Menú Buscar
Imagen de dos personas mayores cogidas de la mano / EFE

OHL denunciará a la Generalitat si le quita las residencias de mayores

El grupo de García Madrid no absorberá el coste de perder los geriátricos de Ingesan-Asproseat en Barcelona

4 min

Nuevo frente del Gobierno catalán con las empresas. OHL denunciará a la Generalitat si la institución autonómica le quita la gestión de cinco residencias de mayores en Barcelona, como anunció el jueves, 29 de junio.

El grupo que comanda Tomás García Madrid no amortizará el lucro cesante de no poder explotar los centros de cuidado de ancianos que gestiona su filial Ingesan-Asproseat. Por ello, si la consejería de Trabajo no prorroga las concesiones ganadas en 2016, la cotizada demandará.

"Acabará en los tribunales. No es sólo el dinero que dejará de ingresar. Es el perjuicio a la imagen de la empresa y la inversión realizada en los equipamientos", han explicado fuentes jurídicas.

Cabe recordar que la unión temporal de empresas (UTE) Ingesan-Asproseat cifra en 150.000 euros la inversión extra en personal para cumplir las necesidades reales de la contrata. Otros 50.000 euros, avisa el grupo, se inyectaron para subsanar deficiencias.

Denuncias

La consejera catalana de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, anunció el jueves que no extendería el contrato a las residencias El Molí-Via Favència, Bertran i Oriola, Bon Pastor, Mossèn Vidal Aunós y Alchemika, todas ellas en Barcelona.

La republicana defendió la denuncia de los contratos por "no hacer las cosas bien". A renglón seguido, Bassa anunció un nuevo concurso para los cinco geriátricos a final de año.

La medida llega tras la detección de un brote de sarna en uno de los equipamientos, El Molí. Además, la Coordinadora de familiares y la plataforma SOS Gent Gran han denunciado "malas condiciones" en los cinco centros.

"Queremos participar en el nuevo concurso"

Cualquiera que fuere su causa, los parientes de usuarios han celebrado la noticia. "El Govern ha prometido que nos dará lo que pedimos. Sólo le falta cumplir", ha valorado José Luis Olivé, portavoz del grupo.

"Además, solicitaremos participar en la nueva adjudicación de la gestión de los centros. Queremos asegurar que se fijan ratios de personal realistas y no por criterios económicos", ha agregado el familiar.

"También estaremos ojo avizor con la residencia Poblenou, que acaba de ganar Ingesan. Aún está en el periodo de prueba y no toleraremos más recortes", ha remachado Olivé.

"La movilización sirve"

Por su parte, Marcela Güell, de la plataforma SOS Gent Gran, ha subrayado que la movilización "sirve".

La activista ha emplazado a la consellera Bassa a pasar "de lo dicho en sede parlamentaria a los hechos" tras el anuncio de la consejera el jueves.

El próximo paso del Govern se conocerá el martes, 4 de julio. El Ejecutivo comunicará ese día si arrebata la gestión del geriátrico El Molí a la filial de OHL y la cede a la empresa que quedó segunda en el concurso público.

Destacadas en Business