Menú Buscar
Una cartera con tarjetas bancarias. Imagen del artículo "Visa tiene interés en que el efectivo desaparezca" / CG

¿Qué ofrecerán los bancos a partir de 2018?

La apuesta por la tecnología, la política de tipos en mínimos y las fusiones serán tres de los aspectos más relevantes del próximo año

4 min

A solo un mes de despedir definitivamente el año y de dar la bienvenida al 2018, es momento de hacer repaso de todo lo que queremos cambiar y preparar los propósitos del nuevo año.

En este contexto, el sector bancario también se une a estas reflexiones de diciembre para repasar un año en el que la mejora de la tecnología se ha convertido en protagonista dentro de cada entidad, seguida de las fusiones de bancos o los tipos en mínimos.

Tres puntos que se espera que se intensifiquen todavía más en 2018. Así lo afirman desde el comparador de productos financieros HelpMycash.com, que aporta un análisis de lo que se puede esperar de los bancos en 2018.

Una fuerte apuesta por la tecnología

Si hay que elegir un único sector en el que la banca ha centrado sus esfuerzos en 2017, es el tecnológico. Sobre todo, a finales de año, los bancos han lanzado sus propias aplicaciones o anunciaban alianzas con fintech para así digitalizar sus servicios.

Pero en 2018 la apuesta tecnológica se intensificará. La competencia de las fintech, que cada vez está ganando más y más adeptos, ha hecho que los bancos se planteen su negocio y que lo hayan trasladado al sector digital. Si este año las entidades financieras han ido plantando su semilla, en 2018 se veran los frutos: transferencias bancarias inmediatas, posibilidad de contratar productos en cuestión de segundos o catálogos de productos personalizados y adaptados a las necesidades de cada cliente.

Seguimos con la política de tipos en mínimos

Según el Banco Central Europeo, no hay previsiones de subir los tipos de interés, al menos, hasta diciembre de 2018. Por lo  tanto, a los bancos aún les queda un largo año para afrontar las políticas de tipos en mínimos.

Para las entidades esta situación está siendo bastante dura porque está provocando bajas rentabilidades en sus balances. Pero para los clientes también tiene efecto, ya que influye en algunos productos bancarios. Los más afectados, los depósitos a plazo fijo, parece seguirán con la tendencia de rentabilidades en mínimos a lo largo de todo el año, ya que a los bancos no les sale a cuenta pagar nada a sus clientes por sus ahorros.

Y los más afortunados, los hipotecados con préstamos variables. El índice de referencia por excelencia de las hipotecas, el euríbor a 12 meses, seguirá cotizando en negativo o en valores muy bajos, por lo que las cuotas mensuales seguirán siendo bajas.

Cierre de oficinas y despidos

En 2017 se anunciaron dos importantes fusiones, la de Santander con Popular y la de Bankia con BMN. Y la unión de estos dos bancos se materializará definitivamente en 2018.

¿Cuales consecuencias? Cierre de oficinas y ajustes de plantilla. Si bien durante 2017 ya fuimos testigos del cierre de muchas sucursales bancarias, en 2018 se intensificará, sobre todo en los que se han unido.