Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la zona del 'lobby' del Hotel Alma de Barcelona / HA

La rentabilidad y ocupación hoteleras repuntan en Barcelona

Los indicadores de los establecimientos turísticos avanzan en la recuperación tras la fase aguda de la pandemia

3 min

Los hoteles de Barcelona vieron como la rentabilidad hotelera repuntó un 25% hasta septiembre coincidiendo con la relajación de las restricciones sociales, de movilidad y viajes ante el avance de la vacunación. Asimismo, la ocupación y precio medio también avanzaron en relación a 2020, un año de atonía para el sector alojativo. 

Lo consigna la nota trimestral del Barómetro del Sector Hotelero de STR y Cushman & Wakefield, que concluye que los indicadores hoteleros en la Ciudad Condal mejoraron hasta septiembre de este año en comparación con doce meses atrás. En los nueves primeros meses del año, Barcelona arrojó una ocupación hotelera del 25%, frente a un 17% en 2020. El precio medio diario se quedó en 100 euros (-9), mientras que los ingresos por habitación disponible (RevPar) avanzaron hasta los 25 euros, por 21 el ejercicio anterior. 

Mejora nacional

En todo el país, la ocupación media de los establecimientos turísticos se incrementó hasta el 26% (+5%), mientras que el precio medio por habitación aumentó hasta los 116 euros (+17). A su vez, la rentabilidad hotelera media fue de 30 euros, nueve más que el mismo periodo de 2020. 

La mayor ocupación se la anotó Málaga, con un 44,1% de plazas llenas, frente a un 29,1% en 2020. El precio medio por habitación (298 euros, +122) y la rentabilidad por habitación disponible (88 euros, +56) también fueron las mayores de España en este destino. 

Senda de la recuperación

Desde STR, César Serrano, country manager, ha destacado que "este verano ha sido sin duda el verano de la recuperación​ hotelera, especialmente en destinos vacacionales". A partir de ahora, "la propensión a viajar va en aumento por lo que prevemos, por fin, una buena temporada de Invierno para las Islas Canarias a niveles de prepandemia”.

Por su parte, Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield en España ha puesto de relieve que "a partir de ahora, la industria deberá trabajar para recuperar los segmentos, tanto vacacional como urbano". En este marco, los hoteleros deberían seguir "una política de precios razonable que impulse la actividad sin perder valor ni poner en riesgo una marca turística que es líder mundial como España”.