Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los bares musicales de Sitges durante primer ensayo del ocio nocturno tras la pandemia / EP

El ocio nocturno pide a la Generalitat que incumpla las medidas impuestas por el Gobierno

La patronal anima a las autoridades catalanas a aprobar una desescalada urgente del sector antes de la verbena de Sant Joan

4 min

La patronal del ocio nocturno (Fecasarm) invita al Govern a incumplir las medidas impuestas por el Gobierno central para el sector y le anima a aprobar una desescalada urgente y definitiva antes de la verbena de Sant Joan. La organización empresarial insiste en que las condiciones aprobadas por el Ministerio de Sanidad para la reapertura del ocio nocturno constituyen una clara invasión de las competencias exclusivas de la Generalitat en materia de espectáculos y actividades recreativas.

Joaquim Boadas, secretario general de Fecasarm y de la patronal estatal Spain Nightlife, insiste en que "las medidas impuestas por el Estado son ilegales, arcaicas, arbitrarias, desproporcionadas, ineficaces, contraproducentes y antieconómicas". Tambien recuerda que se debería tener en cuenta que las actividades de ocio nocturno más importantes, como las discotecas, "viven en un 90% de la actividad que desarrollan entre las 2 y las 6:45 de la madrugada" y, en su opinión, estas condiciones impuestas desde Madrid equivalen a un “cierre encubierto".

Oferta legal contra los botellones

La organización empresarial defiende que, ante el incremento desmedido de fiestas ilegales y botellones, la única alternativa viable y eficaz es generar una oferta legal de ocio nocturno. Esta medida pasaría por someter el derecho de admisión a pasar un test previo negativo y que se haga seguimiento de los asistentes con una app y un código QR de manera anónima por si se debiera notificar algún contagio con posterioridad. “Con esta fórmula no es necesario limitar horarios ni obligar a guardar distancia de seguridad y se puede mejorar añadiendo aparatos de desinfección de aire y superficies en espacios cerrados”, explica la patronal en un comunicado.

Esta es precisamente la fórmula cuya seguridad Fecasarm pretende demostrar en un ensayo clínico global que ha solicitado ejecutar en Barcelona una noche entre los días 10 y 12 de junio. El proyexcto establece la participación de 13 locales y 5.000 personas en la recreación de una noche habitual de fiesta previa a la pandemia de coronavirus pero con todas las medidas de seguridad. Sin embargo, todavía no han recibido el plácet de la Generalitat. “El ensayo cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, ​​y aporta más medidas de seguridad que las pruebas piloto llevadas a cabo hasta la fecha en la Sala Apolo, el Palau Sant Jordi y en Sitges, que ya demostraron un altísimo nivel de seguridad”, aseguran desde la asociacióm.

Reunión con la Generalitat

El sector del ocio nocturno ya ha sido convocado por la Generalitat a una reunión la próxima semana para tratar la reapertura. Será en el marco de este encuentro cuando la patronal exigirá una reapertura urgente antes de la verbena de Sant Joan, con el mencionado sistema de test previos y códigos QR.

Desde Fecasarm consideran que si el cierre del sector se hizo sin previo aviso el 24 de julio de 2020, cuando los trabajadores ya estaban camino al trabajo, la misma voluntad política y rapidez debería ponerse en práctica en la reapertura. Y para ello recuerdan las palabras del nuevo consejero de Salud, Josep Maria Argimon, quien en su momento reconoció que el sector del ocio nocturno está ahogado y “hay que darle aire”.