Menú Buscar
Imagen de una terraza del hotel Dolce Sitges, que está en el mercado / CG

Oaktree vende el hotel Dolce Sitges

El fondo oportunista coloca el alojamiento en el mercado tras un año "excelente"

3 min

Oaktree Capital Management ha puesto en el mercado el hotel Dolce de Sitges (Barcelona), que adquirió en 2015, tras un año “excelente”. La decisión del fondo oportunista con sede en Londres hace tambalear la pobre presencia de la cadena hotelera Wyndham en España.

“El hotel está en el mercado. Presenta buenos resultados, pero no es ajeno a la efervescencia de compraventas en la costa española, que animan los fondos”, explica el directivo de una cadena rival.

Preguntado por la cuestión, un portavoz de Oaktree --que compró Panrico en 2013 y la vendió dos años después-- ha indicado que la plataforma “no realizará ningún comentario”.

¿Qué pasará con Wyndham?

Una de las derivadas de las intenciones de Oaktree es las dudas que arroja sobre la escasa presencia de Wyndham en España. La cadena estadounidense plantó su bandera en el mercado nacional en 2010, cuando adquirió Tryp a Sol Meliá.

También está detrás de los hoteles de bajo coste Travelodge de Madrid, Barcelona y Valencia.

“El cambio de propietario no afectará en nada si Wyndham retiene la explotación. Si la pierde con el cambio de manos, será un golpe duro para la firma en un mercado en expansión como España”, valora un profesional del sector.

Modelo de franquicias

Wyndham es la mayor cadena de hoteles independientes del mundo, con casi 7.700 establecimientos asociados –aunque operados en forma de franquicia.

“Es extraño, porque los franquiciados se están pasando a la gestión, y los hoteleros que gestionan quieren pasarse a franquiciar”, describe un directivo.

Remontada

El Dolce Sitges abrió sus puertas en el elegante destino costero barcelonés en 2004 como uno de los primeros alojamientos especializados en el segmento MICE (convenciones y conferencias).

Diez años más tarde, el hotel entró en preconcurso de acreedores, aunque la filial de Oaktree en Estados Unidos lo salvó de la quema un año después.

Con 263 habitaciones, el alojamiento que dirige Francisco José Jiménez ha conseguido sanearse y se está anotando buenas ocupaciones y rentabilidad.