Menú Buscar
Imagen noctura del interior de la urbanización Torre Vilana.

Núñez y Navarro vende los pisos más caros de Barcelona

Las residencias para ricos de la Ciudad Condal se pagan entre 3,5 y 5 millones de euros en los últimos meses

Redacción
27.12.2015 21:55 h.
4 min

José Luis Núñez nota con fuerza la recuperación económica con la venta de los pisos mas exclusivos de su urbanización privada Torre Vilana, en el barrio de Sarrià-Sant Gervasi, pegada a la montaña de Collserola. Los pisos mas exclusivos son los bajos con jardín de mas de 300 metros cuadrados, que incluyen piscina privada y vistas de mirador sobre todo Barcelona. También se comercializan bien los áticos con una gran terraza de mas de 200 metros y piscina desbordante sobre la ciudad.

Todas estas unidades residenciales superan los 3,5 millones de euros de precio. El propio Núñez y sus dos hijos viven en la urbanización y se reservaron la parte alta de medio edificio, entre 4-5 viviendas para uso familiar (matrimonio y 2 hijos), con las mejores vistas sobre la capital catalana.

Grandes medidas de seguridad

La urbanización Torre Vilana es la única de Barcelona que cuenta con un complejo vallado y con control de acceso, de titularidad privada. La seguridad y la privacidad es una de los beneficios mas valorados por los vecinos. Un equipo de más de 12 vigilantes de seguridad se ocupan las 24 horas y los siete días de la semana de controlar los accesos, de patrullar las zonas comunes con la asistencia de un coche, además de usar perros en sus labores de vigilancia durante las noches.

Imagen del interior de Torre Vilana, en la zona alta de Barcelona.

Un equipo de conserjes repartido en cada edificio complementa la asistencia a los vecinos, junto con los jardineros de la zona comunitaria y los encargados de las limpiezas en general. En veranos hay monitores que se ocupan de los niños en la zona comunitaria, mientras los padres están en sus casas o toman el sol en la piscina. La promoción de Núñez y Navarro es la mejor, y quizá la única, urbanización de verdadero lujo de Barcelona, equiparable a La Moraleja o La Finca de Madrid. 

Famosos y ricos, sus ocupantes

Xavier Sala Martín, Risto Mejide, los representantes de Neymar, Rafa Medina y su mujer, el hijo de Nati Abascal (vive de alquiler pagado por Amancio Ortega como empleado ilustre de Massimo Dutti), altos directivos de CaixaBank, el malogrado Tito Vilanova vivía allí con su familia, el abogado penalista Cristóbal Martell, las hermanas Saurinas, tan famosas entre las mujeres de Barcelona, Custo Dalmau… son algunos de los habitantes de Torre Vilana desde hace años.

El complejo Torre Vilana cuenta con una zona comunitaria ajardinada, con 2 piscinas comunitarias, 2 pistas de pádel, 6 aparcamientos (cada piso tiene entre 3 y 6 plazas asignadas junto con trasteros) y una zona infantil en un complejo de mas 17.000 metros cuadrados. Núñez ha tardado mas de 12 años en desarrollar el 100% del espacio, y después de una dura batalla legal por la expropiación forzosa de unos terrenos en plena salida 7 de la Ronda de Dalt en la época pre-olímpica.

Núñez no aceptó la expropiación y consiguió ganar todos los procesos legales contra las distintas administraciones publicas, hasta que se vieron obligados a permutar los solares y los permisos de urbanización por otros muy próximos. Algo parecido ha sucedido en Torre Negre de Sant Cugat, donde después de 8 años de pleitos, consiguió su propósito de urbanizar con un planteamiento similar al de Torre Vilana.