Menú Buscar
Vista aérea de Battersea Power Station, que acogerá el nuevo cuartel general de Apple en Reino Unido / CG

Así será la nueva supersede de Apple en Londres

La firma de Cupertino se instalará en una antigua estación eléctrica tras una reforma que ha costado 8.000 millones de euros

3 min

El nuevo cuartel general de Apple en Reino Unido tendrá cifras mareantes. La firma de Cupertino trasladará a sus 1.400 trabajadores a una antigua estación eléctrica tras una reforma integral que ha costado 8.000 millones de euros. La sede social de la enseña cotizada se ubicará en mitad del nuevo barrio de Battersea Power Station, en el que habrá residencias de lujo, un teatro y comercios.

Apple desveló sus intenciones la semana pasada. La multinacional que dirige Tim Cook ocupará 46.000 metros cuadrados de oficinas en la vieja planta de producción eléctrica. La cifra es el equivalente al 40% de Battersea --famosa por aparecer en películas como El Caballero Oscuro o El Discurso del Rey, además del álbum Animals de Pink Floid--, que tratará de atraer a otras marcas.

Una ciudad

Además de empresas de prestigio, los promotores del gigantesco barrio buscan construir servicios auxiliares. Ello incluye un teatro con capacidad para 2.000 personas, salas de eventos y comercios de todo tipo.

Los impulsores del megaproyecto tampoco descuidarán la parte turística. Los visitantes podrán ascender en ascensor por una de las cuatro chimeneas de la estación. En lo alto de la torre descubrirán una vista inédita de Londres.

Espacios abiertos

Por lo que respecta a la tecnológica, Apple buscará satisfacer sus propias necesidades. Las seis plantas que ocupe el fabricante en Battersea serán completamente abiertas, entroncando con el concepto de oficina del siglo XXI, según informa Business Insider.

 

El traslado supondrá que la compañía deja atrás los espacios apiñados de su sede en la calle Regent Street de Londres, donde empezó con su tienda de bandera para ir ocupando locales anexos de forma paulatina.

Vivir al lado de Apple

A su vez, los inversores con chequera abultada y ganas de compartir día a día con los trabajadores de la tecnológica también podrán vivir en Battersea. El barrio tendrá una oferta de al menos tres módulos residenciales con pisos, apartamentos y condominios.

Además, los promotores, un fondo con sede en Malasia y el estudio de arquitectura WilkinsonEyre, han proyectado un hotel de cinco estrellas en dos brazos. El alojamiento abrirá sus puertas en 2019, siendo el primer elemento de la promoción en estrenarse al público.