Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen aérea del estado actual de las obras de la nueva depuradora de Pau (Girona) / GENERALITAT

La nueva depuradora de Pau (Girona) costará casi tres millones y entrará en funcionamiento en otoño

La Agencia Catalana del Agua, dentro de su plan hidrológico, mejorará el saneamiento de las aguas residuales y la situación medioambiental del parque natural de Aiguamolls de l’Empordà

2 min

Las aguas residuales de Pau y Olivars de Pau, ambos en la provincia de Girona, podrán ser depuradas al completo a partir de otoño. La Agencia Catalana del Agua (ACA) ha anunciado que antes de que finalice 2022 la planta entrará en funcionamiento, con un coste total de 2,7 millones de euros.

Las obras ya han comenzado y una vez finalizados los trabajos sustituirá a la actual depuradora. La mejoría supone un aumento de capacidad hasta los 170 metros cúbicos de agua al día. Rubau Tarrés SAU es la empresa encargada de construir la planta.

Tratamiento de aguas residuales

El objetivo de esta nueva depuradora, incluida en la planificación hidrológica de la ACA, es asumir las necesidades de saneamiento actuales y futuras. Así como garantizar el tratamiento de las aguas hasta la eliminación de nutrientes en el Alt Empordà. Esto no solo supondrá una mejora para los municipios afectados, sino también para la situación medioambiental del parque natural de Aiguamolls de l’Empordà.

El tratamiento de las aguas irá desde el ámbito biológico de aeración prolongada con cámara anóxica y óxica con recirculación interna, hasta la instalación para la depuración de fangos. El ACA ha asegurado que “aportará al medio un agua de salida de buena calidad”. Esto representará un cambio sustancial a una zona afectada históricamente por las sequías y los acuíferos de la zona Fluvià-Muga, insuficientes para nutrir muchas de las actividades de la comarca.