Menú Buscar
Los directivos de Colonial durante la junta de accionistas de 2018 / CG

Nace la nueva Colonial, un gigante inmobiliario

Las acciones emitidas por la fusión con Axiare, 19,27 millones, empiezan a cotizar este lunes

2 min

Colonial culmina este lunes su fusión con la socimi Axiare. Lo hace con la salida a Bolsa de las nuevas acciones emitidas, unas 19,27 millones para atender al canje de títulos para completar la operación. De esta forma, nace un gigante inmobiliario que suma activos por valor de unos 11.079 millones de euros.

De esta forma, Colonial se hace con el 13,14% de Axiare que aun no controlaba después de la OPA lanzada a finales de 2017 sobre el 86,6% de la compañía. El canje ha sido de 1,8554 acciones de nueva emisión de la inmobiliaria dirigida por Pere Viñolas por cada título de Axiare, que dejó de cotizar el viernes.

Se acerca a Merlín

La integración completa supone para Colonial convertirse en un gigante inmobiliario y acercarse al primero del país, Merlín. La primera socimi cotizada tiene inmuebles por valor de 11.384 millones. Sin embargo, a las oficinas se añaden centros comerciales y logísticos, que la alejan de sus competidores.

La fusión de Colonial y Axiare supondrá un ajuste en la plantilla, por la “duplicidad e incoherencias” que se han creado. Los plazos previstos se han cumplido, ya que se vaticinaba que se completaría la fusión a mediados de año. Colonial continuará enfocando su negocio en las oficinas, aunque no descarta quedarse con los 11 centros logísticos de Axiare, de unos 300 millones.

De esta forma entraría en un sector en auge. La nueva Colonial registrará una facturación por rentas de unos 350 millones al año, una cifra que puede subir hasta más de 500 millones a partir de 2022, cuando se materialicen todos los proyectos que tiene la compañía en desarrollo.