Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una aeronave de Norwegian Air Shuttle en el aeropuerto de Barcelona-El Prat / CG

Norwegian enreda sus recortes en España

La aerolínea apura plazos para despedir a 1.200 trabajadores, la mitad en Barcelona; los sindicatos "desconfían" de su apuesta por el país

4 min

Norwegian Air Shuttle enmaraña su expediente de regulación de empleo (ERE) en España. La aerolínea escandinava ha apurado plazos y agotará hoy el periodo de consultas para despedir a 1.191 personas en todo el país, la mitad de ellos, 607 trabajadores, en Barcelona. 

La primera fase de las negociaciones para la salida de casi 1.200 personas de la compañía vence hoy jueves. Un portavoz de la operadora noruega ha subrayado que "aún se están reuniendo la parte social y la parte empresarial", por lo que no hay novedades con respecto a las extinciones de contratos y la operativa final que dejará la empresa en España. 

Sindicatos: "Desconfiamos de sus promesas"

Desde USO, un portavoz ha indicado que la compañía aérea "se ha negado a sentarse a dialogar hasta ahora, apurando el primer plazo del periodo de consultas". El tiempo de negociación puede ampliarse a petición de las dos partes. ¿Qué falta por hablar? "Hay tres cosas fundamentales. Las condiciones de los que se van y de los que se quedan, además de la denuncia por cesión ilegal de trabajadores", ha explicado una fuente de la parte social.

En el primer campo y siempre según USO, la aerolínea "está ofreciendo el mínimo legal", que son 20 días por año trabajado. A este respecto, piden los empleados que NAS, la cabecera, "se haga responsable de las indemnizaciones", y que no sea una filial. En el segundo aspecto, la parte sindical ve "raquítica" la oferta de quedarse solo con 144 tripulantes de cabina (TCP) y 75 pilotos en España, que "hace desconfiar de sus promesas de mantener cierta presencia en España". 

Dos aviones ampliables a más

Cabe recordar que Norwegian propuso quedarse con un avión en las bases de Málaga y Alicante este año, una cifra que avanzó que incrementaría a tres aeronaves y dos, respectivamente, en un año. La oferta sigue en pie, según USO; aumentando a seis los aparatos basados en España de cara a 2022. 

Lo que está "descartado" es la reapertura de la base de Barcelona, desde la que la aerolínea escandinava operaba vuelos de medio radio y de larga distancia a Estados Unidos. Junto a El Prat cayeron Gran Canaria y Tenerife Sur. 

Restructuración

Los recortes de Norwegian derivan del impacto de la pandemia del coronavirus, pero también del sobredimensionamiento de su operativa, según fuentes del sector. A este respecto, la compañía aérea que pilota Jacob Schram llegó a tener siete bases de corto radio en España y una de vuelos intercontinentales en Barcelona-El Prat. 

La operadora ha avanzado en la senda de proteger su negocio, pidiendo apoyo al Gobierno noruego, que lo ha garantizado, y presentando planes de examinership (tutela judicial) en Irlanda y de reconstrucción en su estado de origen. Las hojas de ruta se presentaron a principio de año tras perder 1.623 millones de euros al cambio en 2020.