Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una aeronave de Norwegian en operación de despegue / EP

Norwegian desmantelará la base de Barcelona

La aerolínea propone dejar sin presencia estable El Prat, Gran Canaria y Tenerife Sur y mantener solo Alicante y Málaga en España

3 min

Norwegian Air Shuttle ha comunicado a su plantilla la intención de cerrar tres de las cinco bases de corto radio en España, incluyendo la de Barcelona, donde ya se retiró de largo radio, y el despido del 85% de su personal en el país, un total de 1.191 extinciones de contrato, según ha anunciado USO hoy. 

En una nota, la parte social ha señalado que la aerolínea ha comunicado su intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo en los próximos días que afectaría a los citados 1.119 tripulantes de cabina (TCP) y pilotos. Se trata de una primera cifra que conllevará un recorte "brutal" de las operaciones de corto radio en España. De hecho, la intención de la compañía aérea noruega sería cerrar las bases de Barcelona-El Prat --donde ya liquidó los vuelos de largo radio--, Gran Canaria y Tenerife Sur y mantener abiertas solo las de Málaga y Alicante

Un avión en cada base

Siempre según el sindicato y a la espera de las negociaciones, Norwegian plantea dejar un solo avión en las bases de corto radio de Málaga y Alicante en 2021. Serían las únicas operativas en España, una posición que se contrapone al crecimiento de la operadora en Dinamarca y Finlandia, donde la compañía ha comenzado la contratación de pilotos. 

Con este personal, recalca la parte laboral, asumirá la aerolínea la producción nacional, mucho más modesta que la que presentaba la firma antaño. No en vano, cabe recordar que Norwegian llegó a tener una red de siete bases aéreas de corto radio y una de largo, Barcelona-El Prat, desde alcanzó las cinco conexiones transatlánticas. 

Viabilidad y reconstrucción

La decisión comunicada hoy por USO llega después de que la operadora comunicara pérdidas de 1.623 millones de euros en 2020, quebranto que se sumó a un deterioro de activos de 1.252 millones de euros. 

Las cifras negativas, no obstante, quedan matizadas por los dos planes en marcha para reflotar la aerolínea y recuperar comba, el de examinership (tutela judicial) en Irlanda y el de reconstrucción en Noruega. En enero trascendió también que el Gobierno noruego ayudará a la aerolínea por medio de un préstamos híbrido para aliviar la tesorería y apoyar a un "actor clave" en la aviación escandinava.