Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una aeronave de Norwegian en el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat / EP

Norwegian confirma el cierre de BCN aunque garantiza presencia en España

La aerolínea dejará seis aviones de forma "permanente" en Málaga y Alicante y reducirá su fuerza laboral a cerca de 215 personas

3 min

Norwegian Air Shuttle ha confirmado un expediente de despidos que conllevará el cierre de tres de las cinco bases operativas de corto radio que tiene en España, incluida la del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat de Barcelona. La aerolínea, eso sí, garantiza presencia "permanente" en el país y avanza que las bases que se mantengan, las de Alicante y Málaga, podrían llegar a tener hasta tres aviones cada una. 

En una nota, la operadora ha indicado que ha presentado expediente de regulación de empleo (ERE) para 1.191 personas, un proceso que va acompasado a su restructuración en todos los mercados en los que operaba. 

Dos bases, seis aviones

Estos cambios en la operativa no significan una retirada por completo de España. Norwegian continuará con presencia "permanente" en el país, y con al menos dos bases en los aeropuertos de Alicante y Málaga. Retomarán operaciones dependiendo del "ritmo de levantamiento de las restricciones gubernamentales de viaje y la consiguiente velocidad de reapertura de las diferentes economías europeas". 

Estas bases aéreas podrían llegar a tener seis aviones, tres para cada instalación. Globalmente, Norwegian precisará de unos 215 trabajadores en España, entre pilotos y tripulantes de cabina (TCP). El número final puede oscilar dependiendo del resultado de las negociaciones con la fuerza laboral. 

"Compromiso" con España

La operadora que dirige Jacob Schram ha admitido que el horizonte con el que trabaja para 2021 y 2022 es "modesto" en comparación con el de los años anteriores a la pandemia --la aerolínea detuvo operaciones al inicio de la crisis sanitaria y su plantilla sigue en ERTE total--, pero hace hincapié en que conservará "presencia" en el país. "Ello es aun más importante, si cabe, si se tiene en cuenta que Norwegian lleva ya más de un año sin producción en España". 

El ERE a gran escala de Norwegian es consecuencia del "cese de operaciones de larga distancia de la compañía y del redimensionamiento, a la baja, de sus operaciones de corta distancia". Pese a este cambio substancial de la estructura, la aerolínea producirá aún con 50 aviones de pasillo único en 2021, un número que quiere incrementar a 70 el próximo ejercicio. Las cifras distan de los 156 aviones con los que contaba la compañía aérea en cartera en 2019. Hasta 37 eran de larga distancia (Dreamliner Boeing 787) y otros 119, de corta distancia (B737).