Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un autobús de Tusgsal, operador del NitBus / CG

Las cinco razones del AMB para defender el concurso del NitBus

El Área Metropolitana reivindica el "rigor" de la licitación de 1.000 millones, recuerda su "trayectoria" y avisa que la Acco no es un tribunal

6 min

Son las cinco razones del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para defender el macroconcurso del bus diurno y nocturno --el llamado NitBus-- al norte de Barcelona, una licitación con un valor de casi 1.000 millones de euros. La institución defiende el "rigor" del proceso, pone en valor su "trayectoria" en adjudicaciones de movilidad y advierte de que la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco), que ha criticado el procedimiento, no es un tribunal. 

Es la batería de argumentos que prepara el AMB contra Competencia, que le ha enviado un requerimiento para que detenga la licitación o, de lo contrario, la recurrirá ante la justicia. La Administración supralocal defiende, en primer lugar, que el procedimiento se ha elaborado con "rigor", como "el resto de licitaciones del AMB" y con arreglo a la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP). 

"Mejorar el servicio"

Esa primera idea fuerza viene aparejada a otra: todo concurso o licitación de servicios de transporte urbano, en este caso el de los buses de día y noche al norte de Barcelona, buscan "mejorar la organización y la prestación del servicio". Son, recuerda la institución, un servicio esencial para la ciudadanía de la metrópolis catalana. 

En el caso del concurso del NitBus, una concesión con un precio de partida de 646 millones de euros y el citado valor de casi 1.000 millones, el AMB asegura que licita "asegurando la plena competencia". Ello es mollar porque es una de las críticas de Competencia al procedimiento: afea las restricciones a la concurrencia. Desde el Área se insiste en que habitualmente "diversifica contratos de distinto tamaño" para que las empresas privadas acudan a los mismos. A este respecto, la misma Administración hace hincapié en que los privados pueden acudir al proceso del NitBus de forma "individual o agrupada". 

"Optimización"

En tercer lugar, el licitador aporta argumentos operativos para contestar a Competencia, que ha respondido de forma muy dura a un concurso millonario que ve "restrictivo" y beneficioso para su actual operador: Tusgsal. El Área Metropolitana recuerda que el servicio implica mover una flota de 284 autobuses. La licitación del NitBus busca "optimizar los recursos públicos por medio de mejorar el uso de vehículos", que pueden utilizarse tanto de día como de noche. "Sin tener vehículos parados de forma innecesaria y tener que invertir en más" autobuses, agrega. 

Argumenta que el concurso ahora "gasto público" que se puede destinar a "otras inversiones". Al mismo tiempo, manifiesta que se garantiza "más eficiencia de medios técnicos y personales para la prestación" y una mayor capacidad para "atender las incidencias del servicio". Todo ello, incide, redunda en un "mejor servicio y menos costes" para el contribuyente. Es por este motivo que no ha dividido en lotes el contrato del NitBus, tal y como exige Competencia

La Acco no es un tribunal

La cuarta idea desgranada por la Administración contratante es doble. Por un lado, el AMB recuerda que "pese a no compartir los argumentos de la Acco, siempre que hay requerimientos de este tipo por parte de organismos como Competencia, o recursos y consultas por parte de tribunales y empresas, el organismo metropolitano revisa los pliegos de condiciones". Es lo que hará el Área esta vez, como explicó este medio, revisar las plicas del concurso. 

Las "mejoras" y "aclaraciones" que pueda introducir el Área Metropolitana en el dosier de contratación no son óbice para la segunda parte del argumento: la Acco no es un tribunal. La Administración recuerda que Competencia "no es un organismo jurisprudente, a diferencia de los tribunales, y que no sentencia". ¿Qué hace? "Un organismo que hace valoraciones, y no siempre acaban recogiéndose en la sentencia final de los tribunales competentes en la materia", avisa. 

El AMB tiene una "larga trayectoria"

La quinta razón que esgrime el AMB para defender el macroconcurso del NitBus ante el fiscalizador de competencia es su propio currículum. El gobierno supralocal señala que sus pliegos equilibran siempre "el funcionamiento competitivo del mercado, el mejor precio para la Administración y la garantía de calidad para los ciudadanos". Todo ello se somete a procesos "claros y transparentes" que cumplen "los requisitos legales" y cumplen al dedillo "los procedimientos de contratación públicos". 

Desde el ente supramunicipal que preside Ada Colau (BComú-Entesa) se pone en valor la "larga trayectoria en la gestión del transporte público urbano mediante un operador público (TMB)", así como operadores privados. Estos dan cobertura a casi tres millones de personas con una flota de casi 2.000 autobuses. La red de bus metropolitano transporta a unos 300 millones de pasajeros al año "a coste competitivo, con buena garantía de solvencia y especialización en la materia".