Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un autobús de Tusgsal, actual operador del NitBus / CG

Suspendido el concurso del BusNit por las sospechas de irregularidades

El Área Metropolitana de Barcelona paraliza la licitación de 1.000 millones por las sospechas de amaño y una investigación de Competencia

3 min

Suspendido el macroconcurso del NitBus y el servicio al norte de Barcelona por las sospechas de anomalías. El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha paralizado la colosal licitación por valor de 997 millones de euros tras las quejas del mercado sobre posible trato de favor a Tusgsal, actual operador, y después de que la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco) iniciara una investigación del procedimiento. 

El consejo metropolitano del AMB ha acordado detener el proceso de adjudicación ante "la presentación de dos recursos especiales ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP)" y las "numerosas consultas por parte de interesados, que hacen necesario realizar una revisión técnica de los pliegos aprobados a tal efecto". Ello es preciso para "aclarar las dudas planteadas y los motivos expuestos en los dos recursos". 

Dudas y una queja de Competencia

Antes de la suspensión del procedimiento de contratación, los operadores ya se quejaron a este medio de que el concurso del NitBus "beneficia" presuntamente a Tusgsal por cuanto obliga a subrogar no solo a su plantilla, lo habitual en los concursos en los que cambia el adjudicatario, sino también a su cúpula directiva. 

Competencia recogió el guante y emitió un comunicado hace unos días en el que alertaba de que la macroadjudicación es "restrictiva". Según el fiscalizador, el procedimiento diseñado por el AMB "dificulta la concurrencia de operadores" y derivará en un "pobre nivel" de rivalidad en el mercado. El ente recordaba que la presunta restricción de la competencia "no solo perjudica a las Administraciones, sino también al contribuyente". 

Nueva polémica

Sea lesivo o no, lo factual es que la paralización del concurso del NitBus vuelve a poner en un brete al Área Metropolitana de Barcelona. Esta administración, que preside Ada Colau y que gobierna un cuatripartito formado por BComú-Entesa, PSC, ERC y Junts, ya tuvo que desistir del antiguo concurso por un revés del TCCSP, que recogió una queja de Tusgsal, operador entonces y ahora, por unas plicas de contratación que le excluían. 

El anterior proceso de adjudicación generó una batalla económica, administrativa y política que acabó con la suspensión del concurso. La nueva paralización añade elementos de duda sobre los concurso de movilidad del AMB, cuestionados en el pasado por Competencia por, según el criterio del fiscalizador, ser demasiado restrictivos. 

(((NOTICIA EN AMPLIACIÓN)))