Menú Buscar
Interior de la factoría de Nissan en la Zona Franca de Barcelona / EFE

Nissan elimina un turno laboral por la caída de ventas

La medida no afectará a la plantilla de la empresa en Zona Franca de Barcelona, pero sí a trabajadores temporales

3 min

La dirección de Nissan ha decidido eliminar uno de los tres turnos de la línea 1 de la planta de la Zona Franca de Barcelona después de las vacaciones de verano debido al descenso de las ventas, según han informado a Europa Press fuentes de la empresa.

La compañía ha explicado que las previsiones de ventas para este año fiscal (del 1 de abril de 2017 al 31 de marzo de 2018) son ligeramente inferiores a las del ejercicio anterior, ya que los dos nuevos modelos que se empezarán a producir --las versiones del Navara para Renault y para Daimler-- comenzarán con pocas unidades para irlas incrementando progresivamente durante el año que viene.

El motivo por el que la compañía ha decidido eliminar un turno de la línea 1 es que el modelo Pulsar no está funcionando como se preveía, con unas buenas ventas en España pero inferiores a las previstas en el resto de Europa, lo que ha obligado a Nissan a "normalizar" la línea de producción y ajustarla a los volúmenes de venta.

"Hace tiempo que los dos turnos no estaban justificados", han explicado fuentes de la empresa, que han asegurado que esta decisión no tendrá afectación sobre la plantilla de Nissan, ya que los empleados de este turno se reubicarán a otros, aunque sí que habrá un ajuste de los trabajadores temporales.

La compañía ha señalado que antes de vacaciones se analizará la situación y se valorará a cuántos trabajadores temporales no se renueva el contrato, aunque ha afirmado que la cifra de afectados será inferior a las 100 personas.

Lejos de los 200.000 vehículos previstos

Según fuentes sindicales, los modelos de la pick up Navara para Renault y Daimler se empezarán a producir en junio y en septiembre, respectivamente, aunque no se creará el tercer turno que se anunció cuando se adjudicaron estos modelos a Barcelona.

La compañía ha explicado que este tercer turno se implantará, pero más tarde de lo previsto --estaba previsto implantarlo a finales del año pasado, pero se ha retrasado la producción de los nuevos modelos--, y los sindicatos han detallado que no será antes de Semana Santa de 2018, ya que el aumento de producción de la línea que produce la pick up se absorberá con el personal del turno que se suprimirá.

Según han concretado fuentes sindicales, Nissan trabaja con una previsión para el año fiscal 2017-2018 de 100.000 unidades en Barcelona, frente a las cerca de 106.000 del año anterior y muy lejos de los 200.000 coches que la dirección preveía alcanzar una vez incorporados los nuevos modelos.