Menú Buscar
Protesta del comité de empresa de Nissan del sábado pasado en Ávila.

Nissan tiene otro problema laboral en Ávila

Los trabajadores acampan frente a la factoría para exigir que se cumplan los acuerdos para mantener el empleo hasta 2020

Redacción
2 min

Nissan se topó este viernes con un nuevo problema laboral en el país. Los miembros del comité de empresa del grupo en Ávila acamparon ante la factoría para reclamar que se cumpla “el convenio firmado en 2015” y un pacto de 2010 que “garantizaba la carga de trabajo hasta 2020”.

La plantilla denuncia que la empresa se los intenta saltárselos con una previsión de producción que ni siquiera garantiza que habrá trabajo para los actuales empleados hasta finales de 2017. Así lo reclamaron ante el director de Operaciones Industriales de la multinacional, Alan Johnson, en un encuentro que tuvo lugar el miércoles y se repitió en la mediación ante el Servicio de Relaciones Laborales (Seria) de la región.

Apoyo del PP y el PSOE

Los trabajadores dan por descontado que no se alcanzará ningún pacto y de aquí los tres días de huelga que se ha convocado en la planta en julio.

No están solos en su cruzada para arrancar compromisos de producción a Nissan, ya que con la resaca electoral de telón de fondo, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, y el vicesecretario de Comunicación del PP y diputado electo por la provincia abulense, Pablo Casado, brindaron su apoyo a la plantilla.

Plan apoyado por la Administración

“La presencia en Ávila es para presionar a la empresa por lo que supone para la ciudad la factoría", indicó Luena. Casado, a su vez, manifestó que "Nissan es parte imprescindible de la provincia" y que es necesario que la multinacional cumpla su compromiso para garantizar el futuro de un centro de trabajo que “sí es viable”.

Ambos lamentaron que los acuerdos firmados con Nissan implicaban a la Administración central, la Junta y el Ayuntamiento de Ávila. Las tres instituciones cumplieron con su parte del plan, igual que los trabajadores, y presionarán todo lo que sea necesario para que la compañía no se apee de la hoja de ruta.