Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Planta de fabricación de automóviles / NISSAN

Nissan retomará la producción en la Zona Franca el 4 mayo

La dirección contempla la vuelta de cerca de 2.000 trabajadores que producen las furgonetas 'picks-up', aunque por el momento queda fuera la eNV200

3 min

La planta de Nissan en la Zona Franca prevé retomar la producción el próximo 4 de mayo con la reincorporación de cerca de 2.000 trabajadores para poner en marcha la línea 2, la que produce las furgonetas pick-ups.

Nissan ha señalado que entre los operarios de fábrica y el personal que realiza teletrabajo, cerca de 3.000 trabajadores de la planta volverán a sus puestos ese día, mientras que quedará pendiente que lo hagan los que están vinculados a la línea L1

Preocupación entre los sindicatos

La línea 1 es la que ensambla la furgoneta eléctrica eNV200, el producto más relevante en este momento en Zona Franca, por lo que la falta de información sobre cuándo se retomará su producción ha generado preocupación en los sindicatos.

En un comunicado, el comité ha expresado su temor a que la marca japonesa "quiera aprovechar la situación sanitaria y de confinamiento para cerrar las plantas" de Barcelona y ha pedido una reunión urgente con el máximo responsable de Nissan España, Genís Alonso, para "clarificar esta situación".

Reunión con la dirección

"Si la dirección piensa que por estar confinados vamos a quedarnos quietos y van a poder hacer lo que les de la gana, se equivocan y mucho", ha señalado el comité. Por otro lado, los sindicatos y la dirección se han reunido ya para abordar los planes de recuperación de la producción y están trabajando en un protocolo de seguridad que garantice medidas de prevención ante el Covid-19.

Nissan España ha aplicado un ERTE por fuerza mayor ante la dificultad de producir como consecuencia del impacto del coronavirus. Los afectados han sido los trabajadores de los centros de Zona Franca, Montcada y Sant Andreu de la Barca.

El Expediente ha llegado en un momento en el que la planta de Zona Franca estaba operativa al 20 % de su capacidad por la falta de carga de trabajo, por lo que los sindicatos temen que la compañía japonesa esté buscando la manera de acabar por cerrar las plantas en Cataluña.