Menú Buscar
El interior de la fábrica de Nissan en la Zona Franca, Barcelona / EFE

Nissan reduce la producción en Barcelona

El vehículo que se verá afectado por esta reducción se centra en la ‘pick up’ que se fabrica en la planta de la Zona Franca

19.09.2018 14:33 h.
3 min

La fábrica de Nissan de Barcelona ha rebajado aún más las previsiones de producción. Exactamente son 3.500 vehículos que no se fabricarán respecto a la anterior planificación, lo que ahonda en la delicada la situación de la factoría catalana.

El vehículo que se verá afectado por esta reducción es la pick up que fabrica Nissan en la Zona Franca de Barcelona, que también incluye otras versiones de los modelos para Mercedes y Renault. Por lo tanto, la previsión del total de vehículos producidos al finalizar el año es de 85.200 unidades, que contrasta con las 88.700 proyectadas inicialmente. Con el actual pronóstico, a la fábrica de Nissan Barcelona le supone bajar al 40% de utilización de su capacidad productiva.

Negociación colectiva

Uno de los motivos principales ha sido el descenso en las ventas de la pick up en relación a las previsiones. Además, la planta de Barcelona ha sufrido este año la interrupción de la elaboración de dos modelos. Tanto la furgoneta Evalia como el turismo compacto Pulsar se han dejado de producir en la factoría. CCOO convocó una asamblea de trabajadores centrada en el recorte de la producción y el bloqueo en la negociación del convenio colectivo, según informa el portal CocheGlobal.

Además, CCOO ha acusado a la dirección de Nissan de “intentar mantener una falsa sensación de 'aquí no pasa nada' para manejar los tiempos a su interés, y cuando a ella le vaya bien poner encima de la mesa cualquier proceso a cambio de lo que necesite”. Para el sindicato, los trabajadores deben ser los que tomen la iniciativa en la negociación del convenio colectivo dentro de una plataforma unitaria con todos los sindicatos. También considera que la fábrica de Nissan de Barcelona es viable y que el problema reside en el volumen producción. Por ello, la negociación del nuevo convenio debe ir sujeta a un plan industrial que aporte la multinacional, donde garantice el empleo actual y futuro.