Menú Buscar
Una mujer protesta ante una sede de Nissan por su cierre / EFE

La propuesta de nacionalizar Nissan indigna al sector de la automoción: "No es realista"

El presidente del Clúster de Automoción de Cataluña insta a poner los esfuerzos en un "plan industrial integral" para el sector en lugar de intentar revertir la decisión de la compañía

4 min

El cese de Nissan en Cataluña ha convulsionado al sector empresarial y laboral, pero también a las Administraciones implicadas, que buscan la manera de reducir sus consecuencias económicas. Varios han sido los actores políticos que han comentado la posibilidad de nacionalizar las sedes de la multinacional japonesa en Barcelona, una opción que el sector descarta frontalmente porque "no es realista". La automoción tampoco considera conveniente intentar revertir la decisión tomada por la directiva e insta a apostar por "un plan industrial integral" que apueste por el sector.

"¿Qué vamos a nacionalizar? ¿Una industria que se quiere ir? ¿A toda la empresa?", ha preguntado de forma retórica Josep Maria Valls, presidente del Clúster de la Industria de Automoción de Cataluña, en un debate sobre el futuro de la automoción en España en TV3. Tampoco se ha mostrado partidario de esta opción Ramon-Jordi Moles, profesor de derecho administrativo de la Universidad Autónoma de Barcelona, ni el economista Antoni Soy, ambos presentes en el debate. 

Visión política cortoplacista

El diputado de ERC Gabriel Rufián, la consejera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón, e incluso el ministro de Consumo, Alberto Garzón, han defencido la nacionalización de la automovilística en españa como una opción a valorar, algo que, en palabras del profesor Moles, refleja "una visión electoral y de corto plazo" del problema.

"Nacionalizar es poner dinero público en una empresa privada que no sabemos qué expectativa de futuro tendrá", ha explicado antes de acusar a la clase política de utilizar esta opción como "una tirita". "Entienden que la palabra nacionalización es como una tirita que soluciona una herida. Pero en realidad, al final, acabaremos contándonos un brazo si se recurre a ella", ha asegurado, "la experiencia lo demuestra".

 

 

Rufián hace referencia al cese de Nissan en Cataluña / EP

Suzuki, nacionalización fallida

En este sentido, Valls se ha referido al intento de nacionalización que se vivió con Suzuki por parte de la Junta de Andalucía en los años noventa y que acabó en fracaso. La empresa estuvo gestionada de forma pública durante 18 años en los que se sucedieron pérdidas millonarias "hasta que al final se fue. No sirvió para nada", ha destacado.

Por su parte, Soy ha destacado que la Administración podría haber tenido mayor peso en las decisiones de Nissan cuando se le otorgaban ayudas públicas, pero no ahora. La nacionalización podría haber sido "una cuestión a considerar" como fórmula para "controlar" el fin de dichas subvenciones, pero "ya es tarde", ha claudicado.