Menú Buscar
Vista aérea de la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, donde se aplicará un ERE a finales de abril / NISSAN

Dirección y trabajadores de Nissan pactarán el ERE en ocho días

Las factorías de la Zona Franca y Montcada han iniciado este viernes las vacaciones de Semana Santa tras el preaviso de que se amortizarán 600 empleos

12.04.2019 17:11 h. Actualizado: 15.04.2019 12:11 h.
5 min

La dirección y los trabajadores de Nissan Motor Ibérica deberán pactar las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado este viernes al mediodía en ocho días. La salida de 600 personas de las plantas de Zona Franca y Montcada deberá acordarse entre el 23 y el 30 de abril.

Será ese martes, el último del mes en curso, cuando la cúpula de la automovilística formalice la presentación de la reestructuración de la plantilla. Así lo han comunicado al comité de empresa, con quien intentará llegar a un punto de encuentro sobre las condiciones de la salida del 20% de los trabajadores del grupo en las jornadas anteriores.

Vacaciones de Semana Santa

La negociación se pospone hasta esta fecha por las vacaciones de Semana Santa. Los trabajadores de las dos factorías han iniciado este viernes un periodo de descanso que se prolongará hasta el 22 de abril, un día festivo en toda Cataluña.

Los representantes de los trabajadores reconocen que no intentarán ninguna movilización durante los festivos. Recuerdan que los trabajadores de Nissan viven desde hace semanas una situación de mucha tensión, ya que el debate sobre la necesidad de amortizar 600 empleos hace semanas que ha empezado. Se intentó buscar una reestructuración que evitase el ERE, pero la falta de acuerdo en las condiciones de salida de los empleados afectados propició que el debate se enrocara hasta llegar a la situación actual.

Cláusula sobre las prejubilaciones

El preaviso no ha sorprendido ni al comité de empresa ni a los trabajadores. Todos ellos mantienen las críticas contra la dirección, a quien acusan de aplicar la medida de forma unilateral y sin tener en cuenta sus demandas anteriores. Con todo, son realistas y reconocen que tiene muchas posibilidades de que se llegue al ansiado acuerdo en la negociación exprés que tendrá lugar a finales de mes.

El problema actual es que las medidas no traumáticas que se persiguen con la amortización de los 600 empleos no se pueden aplicar con el convenio de Nissan en la mano, tal y como advierten los sindicalistas. En el acuerdo laboral marco que está vigente incluye una cláusula que impide la salida de trabajadores de 50 años o más en cualquier reestructuración que no sea acordada con el comité. Es decir, si no se llega a un pacto no se podrá aplicar ninguna prejubilación en el grupo.

Pactar las salidas

La propia dirección ha dejado claro que apuesta por cubrir la mayoría de las plazas que se deberán amortizar con empleados de 55 años de edad o más del grupo. El comité de empresa se ha negado a ello hasta ahora porque la cúpula ofrecía como contraprestación mantener hasta los 63 años el 80% de la retribución que perciben los afectados, el 10% menos que el plan de compensaciones que se había dado en procesos anteriores.

Los representantes de los trabajadores están en una encrucijada. Si mantienen su rechazo al plan de prejubilaciones el ERE se deberá aplicar sin acuerdo y se deberán ir de la compañía los empleados más jóvenes, cuyas indemnizaciones se podrían quedar en los 20 días por año trabajado por los resultados económicos de la compañía. Si llega al pacto, se reducirán las cuantías económicas del plan social como se ha intentado desde el primer día.

Movilizaciones

El malestar en el grupo es destacado y no se descartan paros en la factoría, incluso durante en el Salón del Automóvil de Barcelona, uno de los momentos más importantes para la compañía. Con todo, no se darán hasta después de las vacaciones de Semana Santa.