Menú Buscar
Un operario en la factoría de Nissan en la Zona Franca de Barcelona / NISSAN

Nissan Barcelona ‘se libra’ de la primera oleada de recortes

El último ERE y el plan de bajas incentivadas en la factoría de la Zona Franca servirán para compensar el impacto de los despidos que se aplicarán hasta marzo de 2020

26.07.2019 00:00 h.
4 min

La primera oleada de amortizaciones de empleo en Nissan pasará de puntillas por la factoría de la Zona Franca de Barcelona. Así lo ha comunicado la cúpula local del gigante de la automoción nipón a los sindicatos del grupo en un encuentro en el que ha querido dar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores.

El equipo liderado por Genís Alonso ha explicado que el expediente de regulación de empleo (ERE) que se aprobó en mayo, que afectó a 600 personas, y el plan de bajas voluntarias al que se sumaron otros 150 trabajadores se computa como la aportación que se hace desde España en la primera parte de la reestructuración internacional. Es decir, el despido de 6.400 personas para reducir los costes laborales de una plantilla global que llega a los 139.000 empleados.

Hachazo en los beneficios

Los recortes se concentrarán en ocho países, tal y como había explicado el consejero delegado de Nissan, Hiroto Saikawa, en la presentación de los resultados anuales de la compañía horas antes, relativos al trimestre fiscal, de marzo a junio, donde la automovilística se ha dejado el 94% de los beneficios netos hasta los 53,2 millones de euros al tipo de cambio actual (6.400 millones de yenes).

El objetivo final de la dirección es prescindir de 12.500 trabajadores. El plan anunciado implica completar la primera oleada de ajustes al final del ejercicio fiscal de 2019. En Nissan se usa el calendario japonés, por lo que el período concluye en marzo de 2020.

Otros 6.250 despidos

A partir de entonces, y hasta marzo de 2022, se deben realizar los 6.250 despidos que quedarán pendientes para completar la “optimización” prevista, tal y como ha anunciado Saikawa. Los sindicatos del grupo de automoción han intentado arrancar a la dirección de la Zona Franca un compromiso de continuidad cuando se llegue a ese ejercicio, pero la cúpula ha reconocido que no está en condiciones de ofrecérselo.

De hecho, la dirección japonesa aún no ha comunicado al resto de delegaciones de la multinacional los detalles de sus planes. Por ahora, sólo les ha avanzado el grueso de la hoja de ruta que se implementará para dejar atrás un annus horribilis para la compañía.

Fábrica de pinturas

La inversión que se mantendrá sin alteración es la construcción de una nueva planta de pinturas dentro de las instalaciones de Barcelona. Su inauguración está prevista para 2023, el año después de que se haya completado la macrorregulación.

La plantilla de Nissan reconoce que está muy preocupada. El anuncio del consejero delegado ha llegado poco antes de que la factoría de la Zona Franca entre en el parón de cada verano. Estará cerrada del 5 al 25 de agosto por vacaciones. Los sindicatos esperan a septiembre para intentar conocer algún detalle más del ajuste internacional.