Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Interior de la fábrica de Nissan en Zona Franca (Barcelona) / EP

Nissan da 15 días a Acciona para resolver el conflicto laboral

La compañía de automoción abre la puerta a internalizar el servicio logístico que prestan los 500 trabajadores de la empresa auxiliar

5 min

Nissan ha abierto la puerta a la internalización del servicio logístico prestado por Acciona Facility para retomar la actividad en la fábrica de Zona Franca. Fuentes sindicales de la firma industrial aseguran que si la proveedora no alcanza un acuerdo con sus trabajadores, a partir del 7 de septiembre estudian la propuesta de que sean los propios empleados de la automovilística quienes ocupen los puestos de la empresa auxiliar para poder retomar la actividad en la factoría. 

Portavoces de los representantes de los trabajadores consultados por Crónica Global indican que el plan del fabricante fue comunicado a su plantilla ayer lunes. Pese a que Nissan no descarta otras alternativas, como una resolución pactada del conflicto laboral o la búsqueda de un nuevo socio, la urgencia por volver a producir unidades restringe las opciones de la multinacional nipona.

Malestar en la plantilla

Esta solución no ha sentado bien entre los trabajadores, que se sienten presos de un tira y afloja entre ambas compañías. Miguel Ángel Boiza, representante de CCOO, reconoce que "no es imposible asumir el servicio que presta Acciona, pero no queremos meternos de por medio en un conflicto con otros compañeros".

Un portavoz de CGT comparte la misma sensación: "Esos puestos hay que cubrirlos y la dirección nos ha dicho que seguramente tendrá que coger trabajadores de Nissan. Pero nosotros estamos en contra, no nos gustaría tomar esta determinación". ¿Tiene suficiente personal la automovilística para remplazar a los subcontratados? Estas mismas fuentes consideran que sí o que, en caso de necesidad, podría revisarse a la baja la cantidad de vehículos fabricados para acometer este propósito.

Se pospone la reactivación

Lo cierto es que sin la participación del contingente laboral de Acciona, las cadenas de montaje no han podido arrancar a pleno gas este lunes tal y como estaba previsto. Las instalaciones de Zona Franca debían regresar a la normalidad el 24 de agosto, tal y como se acordó en el plan de cierre de las factorías catalanas entre sindicatos y dirección. Pero el conflicto laboral paralelo que estalló en Acciona frustró la vuelta a la actividad. La cotizada de la familia Entrecanales decidió iniciar un expediente de extinción de empleo (ERE) en su plantilla por la pérdida del contrato con el gigante nipón. 

Los trabajadores de Nissan que han regresado a las factorías han destinado el primer día a recibir formación sobre protocolo de protección y prevención laboral por el coronavirus. El grupo ya comunicó el pasado sábado que retrasa su calendario de reactivación de las líneas de producción hasta el 31 de agosto para la furgoneta eléctrica y el 7 de septiembre para el resto de modelos de pick-ups (Nissan Navara, Renault Alaskan y Mercedes X-Class) debido al descuelgue de la proveedora.

El ERE de Acciona

En paralelo, este lunes también se inició el periodo de consultas sobre el ERE que afecta a 500 trabajadores de la filial de la cotizada. El primer encuentro entre comité y dirección se saldó sin ningún acercamiento, tal y como se esperaba, si bien ambas partes se han emplazado a sucesivas reuniones durante el próximo mes.

 

 

Trabajadores de Acciona se concentran por el arranque de las negociaciones del ERE / EP

Durante este tiempo, los empleados presionarán a la dirección con una intensa agenda de movilizaciones en la calle. El objetivo del comité es lograr la retirada del expediente. Buscan mantener todos los puestos de trabajo hasta el fin de la actividad fabril en Cataluña, así como su incorporación en la futura mesa de reindustrializació que tendrá como objetivo buscar una alternativa para este macrocentro productivo. 

Destacadas en Business