Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bernardo Kanahuati, consejero delegado de Bayer en España y Portugal / EP

El negocio farmacéutico impulsa las ventas de Bayer en España el 5%, hasta los 700 millones

El estancamiento de los productos de autocuidado frena la expansión del grupo, que este año espera sortear el impacto de la guerra de Ucrania sobre su negocio de semillas

5 min

Bayer logró incrementar sus ventas en España en 2021 gracias al buen rendimiento del negocio farmacéutico. Los productos de prescripción médica de la multinacional alemana supusieron más de la mitad de la facturación del grupo, que compensó de esta forma el estancamiento en la categoría de autocuidado.

Por otro lado, la corporación ha descartado que la crisis de Ucrania afecte a su actividad en España, sobre todo en la comercialización de semillas genéticamente modificadas. El presidente y consejero delegado de Bayer en España y Portugal, Bernardo Kanahuati, ha informado de que la compañía ha paralizado sus operaciones en Rusia y ha minimizado la afectación del conflicto sobre sus redes de suministro. Pese a ello, el grupo ha confiado que la guerra finalice rápidamente para evitar que la escalada bélica complique su operativa.

Facturación por divisiones

En concreto, la empresa ingresó 697 millones de euros, lo que supone un aumento del 4,7% en términos interanuales. Por áreas de negocio, la división farmacéutica generó 359 millones de euros --el año pasado recaudó 332 millones--. Por detrás quedaron los productos para la agricultura (246 millones) y la línea de autocuidado (92 millones). Estos últimos artículos de venta libre facturaron cuatro millones menos que en 2020.

Bayer no ha desvelado sus resultados consolidados en el mercado español en el curso anterior. En 2021, la farmacéutica obtuvo un beneficio a nivel mundial de 1.000 millones de euros, según reportó en sus cuentas anuales. En el ejercicio anterior, el gigante alemán acumuló pérdidas por importe de 10.495 millones de euros.

Efectos del Covid

Kanahuati ha justificado el ligero descenso en autocuidado por los efectos de la pandemia, que han restringido el consumo de soluciones sin prescripción médica.

Sin embargo, Bayer ha destacado que el foco de la compañía se halla no tanto en esta cartera de artículos, sino en aquéllos con mayor desarrollo científico y especialización terapéutica. Así, ha lanzado recientemente medicamentos como Nubeqa, un tratamiento para los pacientes con cáncer de próstata, y Verquvo, para afrontar la insuficiencia cardiaca.

De izquiera a derecha: Laura Diéguez, directora de comunicación de Bayer en España y Portugal; Bernardo Kanahuati, director general de Bayer en España y Portugal, y Guido Senatore, director médico de Bayer en España / CEDIDA
De izquierda a derecha: Laura Diéguez, directora de comunicación de Bayer en España y Portugal; Bernardo Kanahuati, director general de Bayer en España y Portugal, y Guido Senatore, director médico de Bayer en España / CEDIDA
 

Terapia génica y celular

A medio plazo, el interés del grupo pasa por completar los ensayos de Elizanetant, pensado para el manejo de los síntomas vasomotores en mujeres menopáusicas, y también el programa Factor XI sobre antitrombóticos. Ambos productos formarán parte del catálogo de fármacos en España, aunque la compañía no ha ofrecido fechas de lanzamiento.

"La terapia génica y celular es una apuesta para nosotros. Bayer ha apostado por encontrar tratamientos curativos para ciertas patologías sin tratamiento efectivo. Pero en lugar de desarrollar un mecanismo de acción específico, trabaja sobre plataformas basadas en células pluripotenciales", ha explicado Guido Senatore, director médico del grupo. Para este propósito, la multinacional ha adquirido firmas como BlueRock AskBio y también ha sellado una alianza con Mammoth Biosciences.

Récord de inversión

Kanahuati ha ejemplificado la apuesta por España a través del récord de inversión alcanzado en 2021. En el último ejercicio, Bayer destinó 71,3 millones de euros tanto en infraestructuras como en innovación, un 8,6% más que el año anterior.

En concreto, 31,5 millones de euros se destinaron a la expansión de la capacidad productiva y eficiencia energética de las fábricas de Alcalá de Henares (Madrid) y La Felguera (Asturias), así como del centro de I+D en San Nicolás (Almería). Pero también en las oficinas centrales ubicadas en Sant Joan Despí (Barcelona), que estrenó durante el Mobile World Congress un hub de innovación abierto. El resto de inversión, 39,8 millones de euros, se destinó a actividad de investigación y desarrollo.