Menú Buscar
Trabajadores de la planta de producción de Nissan en Barcelona se manifiestan contra el cierre / EP

La negociación sobre el futuro de Nissan encalla por la retirada del ERE

Los trabajadores exigen la suspensión del expediente de regulación de empleo, pero la dirección se niega a dar marcha atrás

2 min

El conflicto de Nissan parece enquistado. En la primera reunión de mediación entre dirección y trabajadores organizada por la Generalitat, la espinosa cuestión del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) ha impedido que las conversaciones pudieran avanzar.

Mientras que la plantilla exige la retirada inmediata del ERE que afecta a más de 2.000 trabajadores, la compañía de automoción asegura que mantendrá el expediente pese a su voluntad de "seguir negociando".

Aparcar el ERE

"La empresa nos ha dicho que no va a retirar el ERE, que está dispuesta a negociar y que dentro del proceso de negociación podría estudiar el poder ampliar los plazos más allá del 31 de julio", han explicado fuentes sindicales.

Ante el próximo careo previsto para el martes 14 de julio, las mismas fuentes sostienen que su postura va a ser la misma: "Para poder avanzar hay que retirar el ERE y poder hablar de todo, no solo del cierre, sino también del futuro de Nissan".

Voluntad de diálogo

En un comunicado, la automovilística ha indicado que no puede atender esta demanda porque el marco legal de dicho procedimiento "es el que garantiza la seguridad jurídica necesaria para todas las partes".

Sin embargo, Nissan ha dejado una puerta abierta al entendimiento: "La dirección y los representantes de los trabajadores han coincidido en la importancia de disponer de tiempo para avanzar en el proceso de negociación".

Reuniones hasta el 30 de julio

Este primer encuentro se ha celebrado en los Servicios Territoriales de la Consejería de Trabajo, ante la que se han concentrado unos 500 trabajadores. Aunque los representantes sindicales plantaron a sus jefes el pasado lunes, este miércoles sí han acudido a la mediación convocada por la Generalitat.

Ambas partes se han emplazado a cumplir un calendario de reuniones que se alarga todo el mes de julio, con citas los días 14, 21, 23, 28 y 30 de julio.