Menú Buscar
Francisco Reynés, presidente de Naturgy / NATURGY

Naturgy prevé ajustes en su distribuidora de gas por el recorte de retribuciones

La compañía se considera un jugador activo en el sector pero insiste en no estar obsesionada con una operación corporativa

5 min

Naturgy tiene previsto llevar a cabo ajustes en su división de distribución de gas cuya cuantía estará en función del recorte de retribuciones que finalmente determine la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Francisco Reynés, presidente del grupo energético, confirmó que esperan a conocer el contenido definitivo de la circular, que actualmente está siendo evaluada por el Consejo de Estado para su dictamen, para a continuación “adaptar nuestro ritmo de crecimiento y de inversión”.

Desde que se conocieron los primeros borradores, Nedgia, filial de distribución de la compañía, relanzó el ritmo de inversiones e incluso mandó temporalmente a casa a 300 trabajadores a la espera de conocer las cifras definitivas.

“Como gestores estamos obligados a evitar invertir lo que después no podamos recuperar”, explicó Reynés a los medios de comunicación tras la presentación de resultados de la compañía. No obstante, el ejecutivo prefirió no adelantar cifras concretas hasta no conocer el contenido de la circular que aún debe ser aprobado por el pleno del organismo regulador. “En términos coloquiales, no podemos estirar más el brazo que la manga”.

Atentos a las oportunidades

La circular sobre las retribuciones a la actividad de distribución de gas fue la que más polémica levantó en su día y la que ha tenido un trámite regulatorio más dilatado en el tiempo, hasta el punto de que la propuesta inicial de la CNMC hubo de ser reformulada al no alcanzar un acuerdo en el pleno para su aprobación. La propuesta inicial incluía un recorte del 18% que generó un auténtico terremoto en el sector, con Naturgy como uno de los más activos en la oposición a la medida. En la segunda propuesta, los recortes fueron suavizados.

Además, Reynés se refirió a los múltiples rumores sobre operaciones en el sector e insistió en el mensaje que la compañía ha reiterado desde la presentación de su plan estratégico, a finales de junio de 2018: “no tenemos obsesión por hacer operaciones corporativas. Nuestros principales planes son internos”.

No obstante, el ejecutivo dejó claro que en todo caso Naturgy es un protagonista activo en el “baile corporativo” y que siempre está atento a las oportunidades que puedan surgir. “Lo que no vamos a hacer es esperar a que otros nos digan lo que tenemos que hacer”.

Mantener el plan estratégico

No obstante, el presidente de Naturgy ha recordado que en cualquier momento la compañía puede interrumpir el programa de compra de acciones propias en el caso de “encontrar una opción mejor que invertir 400 millones al año en nuestra propia empresa”.

En este sentido, Reynés se mostró  satisfecho con el apalancamiento de la compañía, pese a que la deuda no se ha reducido en 2019. “Con la triple B que nos otorgan las agencias y una ratio deuda/Ebitda de algo más de 3 estoy más que tranquilo”.

Aunque al inicio de la presentación de resultados Reynés incidió en el complicado escenario energético por la subida de los precios del petróleo y los derechos de emisión y la fuerte caída de los precios del gas, el ejecutivo descartó que el plan estratégico de Naturgy vaya a sufrir modificaciones por ahora. “Las circunstancias cambian pero el de la energía es un sector a largo plazo. No nos hemos planteado cambios en el plan”.