Menú Buscar
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés / EFE

Naturgy pierde 2.822 millones por el deterioro de activos

La gasista y eléctrica obtiene un resultado de explotación de 4.019 millones, un 3% más que el año pasado

30.01.2019 09:16 h.
3 min

Naturgy perdió 2.822 millones en 2018 por el deterioro de activos. Según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este es el resultado del deterioro de activos de casi 4.900 millones de euros realizado en la primera mitad del ejercicio.

La gasista y eléctrica ya anunció en junio --cuando presentó su nuevo plan estratégico-- esta revisión del valor de sus activos por la actualización de las principales hipótesis y proyecciones de los negocios. Una situación que provocó un deterioro contable de 4.851 millones de euros.

Beneficios

Excluyendo este impacto y otros elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario creció un 57%, hasta los 1.245 millones de euros. El resultado bruto de explotación (Ebitda) cerró 2018 en los 4.019 millones de euros, con un incremento del 3%. Sin tener en cuenta los elementos no recurrentes el Ebidta habría aumentando casi un 12%, hasta los 4.413 millones de euros.

En la que respecta a la facturación, los ingresos ordinarios han crecido el 4,9%, llegando a alcanzar los 24.339 millones de euros. Naturgy también ha ganado 779 millones por impuesto de beneficios gracias a la depreciación de activos. 

Áreas de negocio

El gas y la electricidad son las áreas de negocio que más han crecido. El Ebitda refleja un aumento del 38%, hasta los 1.360 millones de euros. En cambio, la división de distribución solo ha alcanzado una mejora del 1,8% del Ebidta --1.802 millones--. 

Esta misma área de negocio ha sufrido caídas en Sudamérica. Un 15%, hasta los 232 millones en México y Panamá. En total --también con caídas reseñables en Brasil y Chile-- ha caído hasta 791 millones, lo que representa un 7,9%.

Cambios 

El pasado ejercicio estuvo marcado no solo por el nombramiento de un nuevo presidente ejecutivo, Francisco Reynés, sino también por la salida de Naturgy del capital de Repsol, así como la nueva estructura organizativa de la compañía y la presentación de su nueva estrategia hasta 2022. 

Reynés ha valorado que los resultados de 2018 "muestran una evolución positiva de los negocios, pero será durante los próximos años cuando veremos una mejora más sustancial de resultados a medida que avanzamos en la ejecución del plan".