Menú Buscar
Francisco Reynés, presidente de Naturgy / EFE

Naturgy pide transformar la central térmica de Meirama en un parque eólico

El grupo presidido por Francisco Reynés estudia ubicar en la misma zona un centro tecnológico de gas renovable a partir de residuos ganaderos y los orgánicos industriales de la zona

16.01.2019 13:07 h.
4 min

Naturgy ha solicitado formalmente al Gobierno este miércoles el cierre de la central térmica de Meirama, situada en la provincia de A Coruña. La multinacional presidida por Francisco Reynés no tiene previsto abandonar la zona, quiere reconvertirla en un parque eólico con una potencia cercana a los 65 megawatios y un “centro tecnológico de gas renovable”.

En estos momentos, estudia la viabilidad de que funcione “a partir de residuos ganaderos y orgánicos industriales”. Incluidos los procedentes de actividades pesqueras, conserveras o lácteas, las factorías que están más presentes en la zona.

200 millones en Galicia

La propuesta de transformación ya está sobre la mesa del Ministerio para la Transición Ecológica, encabezado por Teresa Ribera, y se ha comunicado al Gobierno gallego, tal y como indican los portavoces de la cotizada en un comunicado. Se enmarca en el plan para invertir 200 millones de euros en esa comunidad para llevar a cabo proyectos de energía renovable.

El plan estratégico de la antigua Gas Natural Fenosa ya consignaba 1.000 millones de euros para incrementar su potencia en energía verde. "La decisión de cierre de la central térmica de Meirama está en línea con los objetivos de la política regulatoria europea y española para avanzar hacia la descarbonización del sistema", afirman los portavoces del grupo.

Nuevas exigencias de Bruselas

Relatan que las exigencias de la Unión Europea requieren inversiones que "hacen inviables económicamente este tipo de instalaciones". Tanto por los precios del mercado como por el “mayor coste del precio del CO2 y las tasas medioambientales”.

La transformación de la planta de Meirama también se ha diseñado desde el punto de vista laboral. El grupo indica que se impulsará una “adecuación de la plantilla” en que “casi 40 de los 77 empleados seguirán vinculados a la empresa”. Trabajarán en el “desmantelamiento” de la central térmica o serán ubicadas en “otras unidades” de Naturgy.

Salidas no traumáticas

Para los 37 empleados restantes, se programa un “plan de salidas pactadas”. Se busca que el máximo número de salidas sean de forma no traumática.

La dirección de la cotizada también plantea abrir un proceso para “atraer nuevos proyectos industriales” en esta zona de A Coruña. Un objetivo que alcanzarían mediante la “colaboración con la Xunta”.

Emissiones

Meirama comenzó a funcionar en 1980. El Gobierno programó el fin de su actividad en 2030 como otro de los compromisos para reducir las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Su volumen de producción es de 2,6 millones de megawatios hora y consume un millón de toneladas anuales de carbón de hulla sub-bituminosa y lignito.

En 2017, emitió unos 2,38 millones de toneladas de dióxido de carbono.