Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Francisco Reynés, presidente de Naturgy, en las jornadas del Círculo de Economía / EP

Naturgy invertirá 14.000 millones y repartirá 5.900 millones en dividendos hasta 2025

La compañía se fija como objetivo alcanzar un beneficio de 1.500 millones al final del plan estratégico, dos tercios por encima del registrado en 2020

4 min

El plan estratégico de Naturgy contempla un objetivo de inversiones para los próximos cinco años de 14.000 millones de euros, de los que más del 90% irán destinados a energías renovables y redes, y contempla un reparto de dividendos de 5.900 millones de euros.

La nueva hoja de ruta de la energética, aprobada este martes por unanimidad por el consejo de administración, fija una meta de beneficios netos de 1.500 millones de euros en 2025, año de finalización del mismo, lo que supone un 66% más que la cifra registrada al cierre de 2020.

Crecimiento orgánico

El resultado bruto de explotación (Ebitda) crecerá a un ritmo del 5% anual, de acuerdo con lo previsto en el plan, para alcanzar los 4.800 millones de euros.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha destacado que el plan está enfocado en el crecimiento de la compañía, que se realizará de manera orgánica, sin que estén incluidas operaciones corporativas.

Calendario de dividendos

La política de remuneración al accionista será revisada en el ecuador del plan, en 2023, en función del desarrollo y ejecución del mismo. Por el momento, el consejo ya aprobó este martes un primer pago a cuenta de los resultados de 2021 de 30 céntimos de euro por acción, que se pagará en la primera semana de agosto.

Tras el tercer trimestre, Naturgy abonará otro pago, por valor de 40 céntimos de euro por título, mientras que después de la próxima junta de accionistas, que se celebrará ya en 2022, los socios de la compañía recibirán un dividendo de 50 céntimos.

"Necesitábamos un plan"

La política de retribución al accionista está condicionada al mantenimiento del rating triple B por parte de las agencias de rating. En principio, representa un 'pay-out' del 85% de los resultados, lo que contrasta con el 120% contemplado en el anterior plan, lo que llevaba a Naturgy a tener que recurrir a incrementar la deuda para retribuir a sus accionistas.

Durante una rueda de prensa celebrada de forma telemática, Reynés ha justificado la aprobación y presentación del plan pese a no haberse resuelto aún la opa parcial lanzada por el fondo australiano IFM al señalar que “la compañía necesita un plan y no podemos invertir 14.000 millones de euros sin saber dónde ir y en qué invertirlos”.

Aprobación de los accionistas

Además, el presidente de la energética recordó que la oferta del fondo australiano es de carácter “no solicitada”. “No podemos estar pendientes de procesos que no dependen de nosotros”.

A este respecto, el secretario del consejo de administración, Manuel García Cobaleda, ha aclarado que la normativa sobre opas no supone un impedimento para realizar maniobras como la aprobación de un plan estratégico, ya que no supone un factor que perjudique al oferente. Al mismo tiempo, ha recordado que el plan ha sido aprobado por unanimidad por el consejo, “en el que están representados accionistas que controlan un 67% del capital”.