Menú Buscar
Ana Patricia Botín, presidenta de Banco Santander y accionista de referencia del gigante inmobiliario resultante, en una imagen de archivo de 2014.

Nace un gigante inmobiliario en España: Merlín y Metrovacesa se fusionan

El grupo resultante, controlado por Banco Santander, tendrá unos activos valorados en 10.300 millones y operará con dos sociedades distintas

Redacción
2 min

Merlín Properties y Metrovacesa, inmobiliaria controlada por el Santander, aprobaron este martes tras el cierre del mercado español la principal operación del sector en España en los últimos años: su fusión. El grupo resultante también tendrá un peso relevante en Europa debido a que los activos finales sumarán 10.297 millones de euros.

Con todo, no se centralizarán en una sola compañía. Se constituirán dos sociedades por segmentos de negocio, según informaron las empresas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

División de líneas de negocio

Merlín se quedará con el patrimonio terciario (oficinas, centros comerciales y logísticos), situados especialmente en Madrid y Barcelona. Gestionará activos que alcanzarán los tres millones de metros cuadrados valorados en 9.317 millones. Los actuales gestores calculan que generará 450 millones en rentas brutas anuales.

Metrovacesa se quedará su cartera de viviendas e integrará Testa Residencial, la filial especializada de Merlín. El patrimonio resultante estará valorado en 980 millones y generará unas rentas brutas anuales de 35 millones.

Santander, accionista de control

Banco Santander, accionista de control de Metrovacesa con el 70% del capital, será el principal tenedor de acciones de las dos compañías resultantes.

La entidad que preside Ana Botín contará con el 21,94% de la nueva Merlin y el 46,21% de la Metrovacesa resultante.

Visto bueno de los accionistas

El anuncio de la fusión de la socimi y la inmobiliaria que preside Rodolfo Echenique se acuerda justo un día después de que Merlín haya cerrado la compra de Testa a Sacyr y apenas unos meses después de que Metrovacesa concluyera su reestructuración.

La operación requiere del visto bueno final de las juntas de accionistas de ambas compañías, que se convocarán previsiblemente en septiembre. Las escisiones y adquisiciones de capital se ejecutarán en distintas fases.