Menú Buscar
Albert Buxadé, director territorial de Vodafone en Cataluña presenta el informe sobre digitalizaión, en el que se destaca la importancia del MWC en Cataluña / CG

Vodafone certifica que el MWC ha impulsado la digitalización de empresas en Cataluña

La operadora indica que la asignatura pendiente en el país es el trasvase de las herramientas tecnológicas a la optimización del negocio, a pesar del alto nivel de redes

6 min

Vodafone Cataluña ha reconocido este lunes el impacto que ha tenido el Mobile World Congress (MWC) en la mayor digitalización de las empresas de la región respecto a las del resto del país. El 18% de los profesionales y pequeñas compañías, el 19% de pymes y el 34% de grandes corporaciones cuentan con un plan concreto para este fin, cifras superiores a las del resto del Estado pero que muestran cómo el trasvase de las herramientas tecnológicas a la optimización de los negocios es aún una de las grandes asignaturas pendientes.

El problema que ha detectado la operadora es de concienciación. “Todo el mundo habla de la digitalización pero nadie tiene claro qué herramientas son necesarias para llegar a ello”, ha indicado el director territorial de Vodafone en Cataluña, Albert Buxadé. “Cualquier comercial tiene todas las de ganar con ellas, pero estamos acostumbrados a la antigua usanza”, añade.

Concienciación de empresarios y gestores

Para concienciar sobre los avances en este sentido, el grupo ha presentado el primer observatorio de la digitalización en el país, con el foco puesto en Cataluña. Una fotografía fija que se ha realizado en colaboración con Google, MIT y Hardvar y que nace con la voluntad de renovarse cada año.

Buxadé mantiene un mensaje optimista. Recuerda la alta capacidad de la red desarrollada en España y la implementación de la fibra óptica, que está a unos niveles superiores que en otros países vecinos. Pero lo que debería ser una ventaja competitivo está infravalorado tanto por los privados como por las administraciones públicas.

Las Administraciones, más avanzadas

Con todo, los organismo públicos catalanes “son conscientes de la importancia que tiene la digitalización en el desarrollo de un nuevo modelo de relación con el ciudadanos”.

El 36% de los gestores de las corporaciones públicas están preocupadas por el nivel de digitalización de las instituciones y el 72% de ellos indican que el uso de las nuevas tecnologías ha contribuido a una mejor relación con los vecinos. “Estaban mucho más atrás en su momento y tienen un enfoque mucho mayor hacia el cliente para optimizar los gestiones y mejorar los servicios públicos”, ha declarado el directivo.

IoT, big data y oficinas en la nube

Pero, ¿qué representa realmente avanzar en la digitalización? “Va mucho más allá de disponer del iPhone X, que parece ser la única preocupación de muchos gestores hoy en día”, ha bromeado el máximo ejecutivo de Vodafone en Cataluña. Habla de aprovechar las ventajas “del Internet de las cosas (IOT por sus siglas en inglés), del big data, de las oficinas en la nube y de las herramientas de conectividad”.

Herramientas que si se usan de forma correcta tienen un “impacto en los costes y en el mercado”, ha añadido.

“Con el big data, por ejemplo, se recoge mucha información que si se analiza se puede usar para gestionar de forma más eficiente la demanda y tomar decisiones en el negocio”. El IOT se puede usar para “optimizar la iluminación, gestionar las zonas calientes de las tiendas, el hilo musical o el perfume”. Avances en lo digital que optimizan los costes que al final mejoran tanto la facturación como la relación con los clientes.

Barreras a la implementación

Vodafone asegura que la digitalización representa un punto de inflexión en el desarrollo de las tecnologías similar a lo que supuso la irrupción de Internet a finales de los años 80. Una “revolución con mucho calado en las formas de trabajar”, según Buxadé, pero que requieren una reflexión conjunta sobre su importancia.

Y este proceso pasa por analizar las barreras de entrada. La principal son los costes de implantación, una preocupación tanto por los profesionales como las pequeñas compañías (18%), las pymes (18%) y las grandes corporaciones (30%). También influye la falta de tiempo para la implantación, de preparación de los empleados o la poca disposición de la plantilla a ello.

En este ejercicio que propone Vodafone para impulsar la digitalización, cabe tener en cuenta que el 4% de las microempresas y autónomos reconocen que aún tienen problemas con la conexión a Internet que usan en Cataluña. Un obstáculo que debería estar superado en el avance actual hacia la empresa digitalizada. 

Destacadas en Business