Menú Buscar
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, en la presentación de la cuarta plataforma del grupo en Barcelona / CG

Telefónica se mete en el jardín de darle a los usuarios la gestión de sus datos

El grupo impulsa un ‘nuevo modelo de relación’ con sus clientes con la cuarta plataforma

4 min

Telefónica ha presentado este domingo su cuarta plataforma, un proyecto con el que pretende dar un paso más hacia su transformación en una onlife teleco, en el que se entrega a los clientes el control de los datos que genera. Una cuestión compleja con la que el presidente del grupo, José María Álvarez-Pallete, ya se pilló los dedos al dar cuatro pinceladas de los grandes objetivos de la iniciativa hace una semanas.

El ejecutivo ha encabezado la presentación que ha tenido lugar el día antes de la inauguración del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. Ha dejado claro que no se pretende usar, de forma fraudulenta, esos datos para fines opacos.

Aura, el corazón de la cuarta plataforma

Lo que genera Telefónica con esta nueva infraestructura tecnológica es un espacio en el que permitirá a cada usuario almacenar de forma individual los datos que genera con el uso de sus dispositivos y decidir qué hace con ellos.

Lo hará a través del sistema AURA, el “corazón de la cuarta plataforma” tal y como ha explicado el responsable de datos (Chief Data Officer) de Telefónica, Chema Alonso. Se ha desarrollado un asistente por voz para acceder a este servicio, con un lenguaje natural para facilitar la experiencia.

Chema Alonso 4P telefonica

Chema Alonso, Chief Data Officer de Telefónica en la presentación de AURA en Barcelona / CG

Los clientes de Movistar podrán usar AURA para solicitar desde que busque el canal para poder ver un partido de fútbol o una película en emisión, a pedirle que bloquee de forma remota un dispositivo móvil durante un periodo de tiempo determinado. Incluso se ha preparado para que ofrezca recomendaciones de consumo audiovisual. Pero el servicio va más allá.

Sistema de doble comprobación

Tanto Alonso como Álvarez-Pallete han insistido en que Telefónica no tiene acceso ni podrá comercializar la información que estará a su disposición en la cuarta plataforma. Incluso ha instaurado un sistema de doble comprobación para que los denominados proveedores de servicios, como por ejemplo Twitter, pidan primero a la operadora y luego al cliente acceder a los datos almacenados. 

Telefónica afirma que se dará un paso adelante en la inteligencia cognitiva ligada a la experiencia de usuario. Es decir, en la personalización de los servicios que se le ofrecen. 

Facebook, Unicef y La Caixa

Se trata de una plataforma abierta. Telefónica ya ha cerrado acuerdos con grandes proveedores de servicios que ejemplifican los avances unidos a esta innovación en la red de telecomunicaciones. Con Facebook, por ejemplo, el uso de estos datos facilitará la activación del Safety Check ante una catástrofe natural. La red social podrá localizar antes que los usuarios con actividad y podrá enviar el mensaje de tranquilidad a sus amigos.

En esta línea, ha empezado a trabajar con Unicef y la Fundación Bancaria La Caixa. Ha creado un patrón para detectar intervenciones sociales cruzando la información de los usuarios con los perfiles educativos del programa ProFuturo que impulsa el grupo financiero.

Con la agencia de la infancia de Naciones Unidas, los clientes de Movistar que quisieran participar en el programa entregarán los datos al organismo internacional de forma anónima y altruista. Usarán los relacionados con la movilidad o servicios móviles para que pueda mejorar la calidad de los modelos predictivos y la respuesta que ofrece a la infancia en casos de desastres naturales o emergencias sanitarias.