Menú Buscar
Asistentes el primer día del Mobile World Congress / EFE

El MWC, una feria de hombres sin mujeres-objeto

La organización quiere reducir la brecha de género evidente en el evento, en el que prácticamente han desaparecido las azafatas como figura femenina cosificada

27.02.2018 00:00 h.
7 min

Las mujeres brillan por su ausencia en el Mobile World Congress (MWC), que se celebra esta semana en Barcelona. La presencia masculina es abrumadora tanto en los estands, como en las conferencias, entre el público e incluso en las salas habilitadas para los medios de comunicación. La GSMA, que organiza el evento, es consciente de ello. Para evitarlo, se ha propuesto aumentar la asistencia femenina al congreso.

En la edición de 2017, representó tan sólo un 21% del total. Para este año, esperan que el porcentaje suba a un 25%. De mantenerse la afluencia de público y cumplir con los objetivos, las mujeres solo serían 27.000 de los 108.000 –el total del año pasado–. Para impulsar la presencia femenina, la edición anterior contó por primera vez con el programa Women4Tech –que este año se ha mantenido–, con el objetivo de reducir la brecha de género evidente en el sector tecnológico y, especialmente, del móvil.

Azafatas y azafatos

Sí hay un ámbito en el que predominan las mujeres: las azafatas. Si bien la proporción entre azafatas y azafatos está más equilibrada que hace unos años, algunos expositores continúan apostando por contratar sólo a mujeres para desempeñar esta función. La polémica sobre esta figura ha sido recurrente en eventos deportivos. La Fórmula 1 decidió en enero prescindir de las azafatas, cuya única función era acompañar a los pilotos en la parrilla de salida, por estar en “desacuerdo con las normas sociales actuales”.

La controversia suele aflorar por sus atuendos. Las azafatas de la edición pasada del trofeo de tenis Conde de Godó, celebrado en Barcelona, se quejaron por el frío que pasaron al hacer una temperatura más baja de la habitual para esa época del año e ir vestidas con una falda corta y una camiseta. El sexismo también ha sido denunciado en competiciones como el Tour de Francia y el mundial de motociclismo.

“Atuendos ‘sobrerreveladores’ y sugerentes

Para evitar que en un sector de hombres las mujeres se conviertan en objetos, la organización del congreso, la GSMA, tiene normas relativas al código de vestimentas. Si bien es cada empresa la que elige el uniforme que llevarán los que se ocupan de recibir a los visitantes en cada puesto y resolverles las dudas que tengan sobre el producto que se expone, todos tienen que cumplir con las reglas básicas y generales.

La normativa se aplica a hombres y mujeres, aunque es evidente que va dirigido a las trabajadoras. La vestimenta tiene que ser de negocios o casual y ser considerada “apropiada en un ambiente profesional”. Los “atuendos sobrerreveladores y sugerentes” quedan prohibidos. Entre estos, la organización ofrece algunos ejemplos: las minifaldas, los bodis, los pantalones cortos, las camisetas cortas y un “escote excesivo”.

Azafatos de Huawei en el Mobile World Congress (MWC) / CG

Azafatos de Huawei en el Mobile World Congress (MWC) / CG

Esto se extiende a cualquier indumentaria que pueda resultar “ofensiva”. Estas directrices han ayudado a que la mayoría de marcas opten por vestir exactamente con el mismo uniforme tanto a sus azafatas como a sus azafatos. Es el caso de Huawei: pantalón oscuro, jersey rojo y americana gris. También Wiko, con camiseta amarilla los chicos y pantalón del mismo color las chicas.

Las excepciones

En el caso de los trabajadores de Fira de Barcelona, en todos los eventos van vestidos igual: tanto hombres como mujeres llevan un traje oscuro. Pero la polémica ha llegado por otro flanco. Algunas de las azafatas contratadas denunciaron poco antes del inicio del congreso discriminación salarial según la altura. Las trabajadoras más altas, a decir de algunas aspirantes, cobran más que las que no lo son tanto. Las empresas que se han encargado de contratar a los empleados para el MWC lo niegan y aseguran que se trata de diferentes rangos entre las azafatas, en función del trabajo que desempeñan.

Azafatas de LG en el Mobile World Congress (MWC) / CG

Azafatas de LG en el Mobile World Congress (MWC) / CG

La mayoría de firmas han optado por un uniforme casual, con vaqueros y camiseta, polo, camisa o sudadera. Pero hay excepciones. En el estand de LG, sólo hay azafatas, que van vestidas con falda de tubo hasta la rodilla, camisa de manga larga y un pañuelo en el cuello. La empresa croata Noa ha elegido un atuendo similar, al que ha añadido tacones.

Directivas y conferenciantes

Otro de los indicadores que muestra la brecha de género es el de los conferenciantes más destacados de la edición. De los 38 que la GSMA subraya, sólo 11 son mujeres. Este dato va de la mano del número de directivas en empresas tecnológicas; el techo de cristal es especialmente bajo en el sector. De las grandes compañías que exponen en el Mobile, casi todas tienen un director ejecutivo.

Samsung, Huawei, Telefonica, Sony, Ericsson, Nokia, Visa, Verizon, Lenovo, Vodafone, LG, Wiko… están dirigidas por hombres. Sí destacan dos grandes nombres en el MWC 2018 con mujeres al frente: IBM, cuya directora ejecutiva es Ginny Rometti, y HTC, con Cher Wang al mando. El esfuerzo de la organización del MWC para contar con mujeres entre los nombres de participantes también se ve en este capítulo, con 32 directivas que el año pasado ofrecieron su visión sobre la brecha de género en el Women4Tech.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información