Menú Buscar
Eduard Martín, director del programa 5G de la Mobile World Capital Barcelona (MWCapital) y coordinador del Observatorio Nacional de 5G / MWC

Eduard Martín (MWCapital): “El reto del 5G no es la inversión, es encontrarle un uso”

El responsable de esta tecnología en la capital del móvil señala que los próximos 12 meses serán claves para el desarrollo de sus aplicaciones reales

11 min

Eduard Martín dirige desde enero el equipo que trabaja en el desarrollo del 5G en la Mobile World Capital (MWCapital) de Barcelona, además de coordinar el Observatorio Nacional que impulsa esta organización y el Ministerio de Economía. Su trabajo se centra en conseguir que la innovación, una de las grandes protagonistas del Mobile World Congress que empieza el lunes, se implemente con éxito en todo el país. Especialmente en la capital catalana, la ciudad que aspira a convertirse en el hub del sector en el sur de Europa.

P: ¿Es Barcelona en estos momentos un ‘hub’ del 5G internacional?

R: Este es el primer año de cómo mínimo tres en que se desarrollará la red 5G. Por ahora, todos continuaremos con las pruebas. Conllevará un cambio tecnológico importante que requiere adaptar tanto las infraestructuras como los dispositivos, además de mirar las frecuencias.

P: ¿Nos dará tiempo a completar la reordenación del espectro que se requiere?

R. Nos debe dar. Lo que ocurre es que hasta ahora sólo se ha licitado una parte del espectro, y el avance no es igual en todo el Estado.

¿El adelanto electoral alterará los planes e inversiones previstas?

Yo soy un tecnólogo, lo único que puedo decir es que el país debe realizar el cambio sí o sí, de forma independiente a quién gobierne. El camino que hemos emprendido hasta ahora es razonablemente correcto, sobre todo si se tiene en cuenta que aún no se han consolidado los estándares. Estamos en pleno desarrollo y Barcelona se ha posicionado muy bien entre todas las ciudades que compiten.

¿Quiénes son sus principales rivales?

En España hay dos o tres ciudades, aunque a mi me gusta hablar de compañeros de carrera más que de rivales. Barcelona debe recorrer su camino de forma tranquila, dispone de la materia gris y los componentes para mirar hacia 2020. La tecnología habrá madurado ese año y ya podremos hablar más del estado de la carrera, pero no de rivalidad.

Eduard Martín, director del programa 5G de la Mobile World Capital Barcelona (MWCapital) y coordinador del Observatorio Nacional de 5G / MWC

Eduard Martín, director del programa 5G de la Mobile World Capital Barcelona (MWCapital) / MWC

Será este el ejercicio en que la Unión Europea dé el pistoletazo de salida de la nueva red.

Sí, pero de forma aproximada. No será igual en todos los territorios.

¿Cuándo veremos aplicaciones prácticas de las mejoras tecnológicas?

En el programa 5G de la MWCapital estamos enfocados todo el día a ello a través de los laboratorios en los que trabajamos. Partimos de los ocho verticales que se definen en el Plan Nacional del sector.

¿Nos puede dar más detalles?

El más importante es el avance en la sanidad, el e-health. En el Congress veremos un caso de uso práctico en una operación en remoto. Un cirujano con mucha experiencia guiará a otro menos experto a través del dispositivo Telestrator, que permite dibujar sobre vídeo en tiempo real. Le dirá de este modo los pasos que debe seguir, ya que por ahora no se realizan operaciones a través de robots. Creo que sí llegaremos ahí, aunque soy incapaz de decir cuándo y cómo.

¿Qué necesitamos para dar este paso?

No sólo avanzar en la red, también en los dispositivos. Lo mismo ocurre con el reto que hemos abierto junto al Ayuntamiento de Barcelona para avanzar en teleasistencia. En repensar cómo podemos atender de forma remota y prestar servicios sociales con una conexión visual a las personas que están solas.

¿Hablamos de mejorar el actual botón de emergencias?

Sí. Este sistema se implementó hace muchos años y ahora debemos darle una vuelta. No veremos los resultados de forma inmediata, como tampoco veremos un coche autónomo en circulación. Debemos ser muy realistas y aceptar las innovaciones paso a paso.

¿Qué mejoras se obtendrán en automoción?

Se irá más allá de los sistemas internos del vehículo conectado, los sensores y las cámaras que guían en la conducción. La tecnología que se instalará podrán recibir inputs de elementos externos --básicamente antenas-- que alertarán de cuando se acerquen viandantes, por ejemplo.

¿Cuándo llegarán los vehículos autónomos al centro de Barcelona?

Estamos en la senda, seguro, pero no puedo hacer una predicción concreta. Diría que los primeros ejemplos los veremos a finales de 2020. En la superilla de Poblenou se crearán las condiciones suficientes para ofrecer la cobertura necesaria para los test, ya que la industria y varias administraciones están interesadas en ello. En casi todas las ciudades españolas se observa el desarrollo de la red porque ven las oportunidades que brinda en movilidad sostenible.

¿Y en la industria?

La famosa industria 4.0 ya existe. Ya hemos pasado de la automatización a la digitalización y podemos darle una vuelta más. Las máquinas y la conexión en tiempo real podrán aportar mucho, además de promover espacios sin cables. Aquí se abre otro debate: yo creo que la fibra será una gran aliada del 5G, ya que se han hecho inversiones muy importantes que no se deben despreciar ni malgastar. Ambas tecnologías deben coexistir de forma razonable.

El recinto de Gran Vía de Fira Barcelona ya está preparada para el MWC 19 / EFE

El recinto de Gran Vía de Fira Barcelona ya está preparado para el MWC 19 / EFE

¿Se verán ejemplos de todo ello en el Mobile World Congress?

Sí, igual que las mejoras en el entretenimiento. La realidad virtual e inmersiva que llegará a eventos deportivos y a los espectáculos.

¿El gran problema del 5G es la falta de inversión?

El reto del 5G no es la inversión, es encontrarle un uso práctico más allá de la evolución tecnológica natural.

Aún no hemos acabado de desarrollar la red 4G.

El 4G no debe morir, puede también ser una gran aliada del 5G. Muchas de las aplicaciones actuales funcionan con este sistema, por ello resulta vital encontrar el uso práctico que aporte un valor añadido real entre las dos infraestructuras.

¿Qué diferencias hay?

Pasaremos de grandes antenas con mucha potencia a otras más pequeñas que emitirán menos. La suma de todas equilibrará, aunque sea compleja.

¿Qué ventajas tiene la red?

La primera de ellas es que es adaptativa. La red proporcionará en sus versiones más avanzadas la potencia que se necesite en cada momento de forma real, cuestión que se debe tener en cuenta cuando hablamos de la parte negativa de dotarnos de muchas más antenas.

¿Y la segunda?

La segunda gran mejora es que aproximamos el sistema al usuario final. Estas antenas de menor tamaño están más próximas a los dispositivos, por lo que deberán realizar menos esfuerzos para conectarse a la base. Además, se mejorará la distribución de la red que llevará a una mejor carga computacional.

¿Qué notará el usuario final?

A partir de 2020 o 2021 no bajaremos mejor las series sólo porque el medio de transporte de los datos sea más rápido, sino también porque la información estará mejor distribuida. En lugar de concentrarse en una sola antena de gran tamaño, funcionará como un conjunto de réplicas que permitirá acceder de forma más sencilla a los recursos.

¿Se ‘colgará’ Internet?

Cualquier cosa que tenga cables y electrónica se cuelga [bromea]. Una de las características del 5G es su fortaleza, permite disponer de mayor seguridad y back up. Si un cirujano está en medio de una operación no se puede colgar Internet. La resiliencia de la conexión al 100% no existe ni existirá nunca, pero se mejorará mucho. También se debe tener en cuenta que es más probable que se colapse una antena gorda que muchas y más pequeñas.

Cambiando de tercio, ¿cómo afectará al estándar la batalla abierta entre EEUU y China?

Para mi es una carrera entre ambos, lo quiero ver de forma positiva. El 5G forma parte del entramado tecnológico en el que se desarrolla la competición, en el que también aparece los avances en Inteligencia Artificial-Machine Learning y en Blockchain. La carrera de cómo se consiguen datos y cómo se tratan. Al final, son estos los que generan capacidad cognitiva y pronto se entrará también en el tema cuántico.

¿Qué quiere decir?

En conseguir el deseado ordenador cuántico, la máquina que sea capaz de manejar diversos estados a la vez, no sólo 1 o 0. Cuando se consiga, se abrirá la puerta a muchos otros avances tecnológicos… ¡aunque mejor hablamos de ello en un año y medio! Por ahora, el 5G es un gran elemento transversal que nos llevará a comunicaciones más fiables, mejor extendidas y con mayor penetración.

Destacadas en Business