Menú Buscar
Juan Aznar (d), presidente y consejero delegado de la división de ahorro e inversión de Mútua Madrileña, y David García de la Torre (i), delegado de la oficina de Barcelona / CG

Mutua Madrileña quiere triplicar el patrimonio que gestiona en Cataluña en cinco años

Mutuactivos, la división de ahorro e inversión, inaugura una oficina propia en Barcelona y asegura que el 'procés' no le pasará factura

10.10.2016 15:14 h.
5 min

Mutuactivos, la gestora de fondos de inversión y de pensiones de Mutua Madrileña, quiere triplicar el patrimonio que administrará en Cataluña en cinco años. La división capitaneada por Juan Aznar, presidente y consejero delegado de la firma, tiene el reto de pasar de los 70 millones actuales a los 220 con un avance destacado en el sector de los fondos de inversión y en los seguros de ahorro.

Cuenta para ello con las primeras instalaciones propias fuera de su ámbito de influencia, Madrid, para ofrecer atención personalizada recién estrenadas. “El cliente de ahorro de inversión es muy diferente al de un seguro de automoción”, destacó Aznar en un encuentro con medios de comunicación este lunes en la capital catalana. La oficina, que hereda una base con 1.300 DNI, está dirigida por David García de la Torre.

Mayor asesoramiento a clientes

Ambos ejecutivos defendieron que el asesoramiento será capital en el nuevo paradigma del gestor que se ha gestionado tras la crisis y con las entidades financieras centradas en ganar margen con los productos fuera de balance, ya que el negocio bancario tradicional, prestar dinero, no es rentable con la política de tipos cero del Banco Central Europeo.

La experiencia de los próximos meses en Barcelona será crucial para que las filiales de Mutua Madrileña en Coruña, Valladolid y Sevilla sigan los pasos de la catalana y segreguen unidades de negocio. Aznar advirtió que se trata de una decisión que se puede tomar sin problemas “a largo plazo”.

Productos y servicios

La decisión que sí está clara es que la división de Mutuactivos en Cataluña no ganará volumen de negocio a través de adquisiciones. Aznar y García de la Torre indicaron que, de entrada, el mercado al que ahora dirigen tiene gran potencial para crecer tanto por el PIB per cápita como por el tejido empresarial, la tasa de empleo y el nivel de inversión en depósitos y fondos de pensiones actuales (más de 195.000 millones de euros y más de 12.500 millones, respectivamente).

Si a eso se le suma un abanico de instrumentos financieros en todos los sectores, la forma en la que se gestiona el riesgo y un producto gancho como un plan de ahorro garantizado al 0,85% (los plazos fijos no alcanzan este valor), los responsables de la firma de inversión afirman que triplicar el patrimonio en gestión es un objetivo asumible.

Eso sí, pondrán en marcha una campaña de marketing agresiva para “hacer ruido”, en palabras de García de la Torre

Sin miedo a una eventual independencia

La eventual independencia de Cataluña no ha sido un elemento disuasorio de la inversión. Aznar, tras manifestar su convencimiento de que “juntos estamos mejor que separados”, afirmó que la política no es un elemento que influya cuando se tienen que tomar decisiones económicas. “El cliente, sea cual sea su sesgo, discrimina mucho al elegir quién gestionará sus ahorros”.

Incluso justificó que en las últimas campañas comerciales Mutua Madrileña haya evolucionado hacia La Mutua por una cuestión de diversificación territorial en la que el procés tampoco ha pesado. “En Madrid ahora es complicado crecer por la cuota que dominamos, es más fácil hacerlo en el resto de España”, señaló.

Para justificar que no sufren consecuencias de la eventual ruptura de Cataluña con España, hizo una analogía con lo que le ocurre a un grupo en el que Mutua Madrileña ha invertido 280 millones de euros para convertirse en accionista de referencia: “Si Caixabank no tiene problemas en operar en Madrid, nosotros tampoco los tendremos para hacerlo en Barcelona”.