Menú Buscar
Captura de la web de Spotify

La música en 'streaming', un negocio complicado

Gran expectación con el debut de Spotify en la bolsa, pese a que la empresa nunca ha dejado de arrojar pérdidas

03.04.2018 00:00 h.
2 min

El negocio de la música en streaming no tiene perspectivas de ser interesante para las compañías que lo explotan, al menos de momento.

Spotify se ha convertido en un éxito mundial, pero su rendimiento económico está por llegar. De hecho, pierde dinero. Y a pesar de eso, sale a bolsa y genera grandes expectativas. Comprar acciones puede convertirse en un negocio espectacular si los propietarios actuales sueltan pocos títulos o un desastre si aprovechan el momento para hacer caja y salir.

Prudencia bursátil

Los principales accionistas de la compañía, Daniel Ek y Martin Lorentzen, han preferido organizar una salida a bolsa prudente que les permita mantener el control, aun y a costa de no ensanchar su propio patrimonio personal al máximo. Además, la fórmula escogida tiene un coste de unos 35 o 40 millones, mientras que los métodos tradicionales hubieran subido a casi 100 millones, como le ocurrió a Snapchat.

Las multinacionales Sony, Universal y Warner tienen un 14,4% del capital de Spotify, pero se da la circunstancia de que son las principales beneficiarias de su actividad, dado que el 80% del catálogo musical de la plataforma pertenece a los tres gigantes.

Todo para las discográficas

De hecho, en 2016 Spotify entregó a las discográficas en concepto de derechos de autor y de reproducción 2.490 millones de dólares, cuando la facturación total había sido de 2.930 millones. O sea, el 85%. El resultado final fueron unas pérdidas de casi 350 millones.

Si se tiene en cuenta que tres años antes, con una facturación de 746 millones, el pago fue de 602 y las pérdidas de 55 millones, se ve que el negocio crece a un ritmo elevadísimo, tanto como las pérdidas.