Menú Buscar
La puerta de entrada del antiguo museo del Mamut de Barcelona / CG

El antiguo museo del Mamut de Barcelona se transformará en un spa de lujo

Los propietarios del palacio del siglo XIII situado en el Born ultiman un nuevo proyecto tres años después del cierre del espacio cultural privado

14.01.2019 00:00 h.
3 min

Barcelona dispondrá de un nuevo spa de lujo en el corazón del barrio del Born, situado en el centro histórico de la ciudad. Los dueños del palacio del siglo XIII que albergó hasta 2016 en sus bajos el Museo del Mamut, situado en la calle Montcada, han decidido lanzar esta nueva iniciativa económica en el espacio. Se espera abrir entre finales del ejercicio en curso y 2020, tal y como indican fuentes conocedoras del proyecto.

Aún está en fase inicial, señalan los mismos interlocutores. No han querido hacer público el nombre con el que operarán en el espacio, aunque se especula con la llegada de algún grupo o de alguna marca internacional. Cabe tener en cuenta que el edificio en el que estará ubicado es histórico y está situado en uno de los barrios más turísticos de la capital catalana, por lo que se espera cierta singularidad que se sea capaz de atraer a un público de alto poder adquisitivo.

Cierre del Museo del Mamut

Será la primera actividad económica que se ubique en el edificio desde se despidió del Museo del Mamut en octubre de 2016. A pesar de su nombre, se trataba de una exposición privada explotada por la familia del piloto ruso Sergei Slesarev. Aficionado a la paleontología, llevó hasta Barcelona varias piezas que aseguraba que había obtenido de sus expediciones a Siberia. Con todo, la Generalitat había puesto en duda la veracidad del material.

Dirigido por su hija, Yulia Slesareva, atraía cada año a unos 15.000 visitantes. La mayoría de ellos eran escuelas que programaban la visita de las siete reproducciones de animales de la Edad de Hielo y seis esqueletos que se aseguraba que eran auténticos, además de otros objetos menores, con motivos didácticos.

Traslado a Italia

Abrió en 2010 y seis años después hizo las maletas para trasladarse hasta Italia, tal y como explicó la directora a la agencia EFE en ese momento. Habían recibido una subvención del país transalpino para continuar con su labor “educativa” y querían aprovecharla.

Como hecho destacable, las paredes del futuro centro de bienestar de lujo de Barcelona han sido testigos de un curioso robo. A principios de 2012 unos desconocidos entraron en el museo y se llevaron consigo 24 colmillos de marfil de gran valor, además de varias figuras con piedras preciosas que se exponían en la calle Montcada. Uno de los trabajadores del museo fue acusado del delito, aunque fue absuelto al término de la investigación.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información