Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recreación digital del Museo Hermitage Barcelona, en la zona de la Nova Bocana / CG

El Museo Hermitage, más cerca de ver la luz

El proyecto de subsede de la pinacoteca rusa se elevará al consejo de administración del Puerto de Barcelona la próxima semana

3 min

El Museo Hermitage Barcelona, más cerca. El proyecto para construir una subsede de la pinacoteca rusa en Barcelona se acerca al desbloqueo. La inversión se elevará la próxima semana al consejo de administración del Puerto de Barcelona, propietario de los terrenos donde se elevaría la galería. 

Lo ha avanzado Metrópoli Abierta, que ha citado fuentes conocedoras de las negociaciones. Según estas voces, el desarrollo urbanístico del Hermitage en la zona de la Nova Bocana ha recibido un espaldarazo por medio de un informe favorable de la Abogacía del Estado. El dictamen allana el camino a la inversión, concluyendo que el Hermitage Barcelona se debe construir. 

El ayuntamiento, en minoría en el consejo

Esa opinión es importante, pero también lo es la correlación de fuerzas en el consejo del Puerto. En el órgano de gobierno, el Ayuntamiento de Barcelona está en minoría frente a UGT y CC.OO, la Cámara de Comercio y las distintas Administraciones.

Cabe recordar que el gobierno municipal de Ada Colau es contrario a construir el equipamiento. Justificó su negativa a la inversión de 50 millones con informes duramente criticados por sesgados en el pasado. Se desconoce si el Ejecutivo local ha modificado su posición, aunque no hay señales de ello. 

Conesa podría cesar

Otro elemento importante es el posible relevo de Mercè Conesa al frente del Puerto de Barcelona. La también exalcaldesa de Sant Cugat del Vallès por Junts podría dejar su puesto como presidenta de la autoridad portuaria. Aprobar el Hermitage sería su último gran legado al frente de la institución. 

Ello, no obstante, queda condicionado al del ayuntamiento. Pese a que la inversión es privada, y se construye en terrenos del Puerto, favorable al proyecto, el Ejecutivo local se reservó el derecho a vetar el proyecto cuando se acometió la modificación del planeamiento. Es ese resorte el que podría fulminar el Hermitage cuando la obra ha concitado más consenso si cabe.